25 de julio de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MartÍN BEAUMONT     ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE DIRECTOR ANTONIO M. BEAUMONT     ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE
25 de julio de 2017 | DIRECTOR ANTONIO M. BEAUMONT     ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

Circo y hielo, el plan más navideño

Lleva ya un mes de funciones y el éxito no para. El Circo de Hielo es uno de los planes más deseados entre la oferta de ocio madrileña, y hasta el 22 de enero sus patinadores siguen activos.

Manuel y Rafael González son dos de las personas que más saben del mundo del entretenimiento en nuestro país. Son los creadores de Productores de Sonrisas y tras obtener el Premio Nacional de Circo 2003 entre sus éxitos constan el Circo de los Horrores y las Navidades del Circo Price. El escenario de la Puerta del Ángel es un lugar fetiche para ellos, y este año querían sorprender al público, así que para ello han contado con la colaboración de Suso Silva, un maestro en crear espectáculos sorprendentes.

El circo de hielo vuelve así a Madrid después de 4 décadas sin nada parecido, y en la espectacular carpa con espacio para más de 1.650 personas cada noche la magia del invierno y la navidad ha tomado el escenario desde el 24 de noviembre. La expectación era tal que antes de la primera función ya se habían vendido más de 35.000 entradas y ahora mismo van por 100.000, así que los 42 artistas en pista tienen una buena responsabilidad en cada actuación. El espectáculo cuenta con un presupuesto de más de 2 millones de euros y emplea a casi 150 personas.

 

La pista es espectacular, con 16 metros de diámetro es 5 metros más grande que una de circo normal, con un backstage que duplica el espacio habitual para que los patinadores puedan preparar sus piruetas, y además de adaptar todos los números al tipo de superficie, han tenido que viajar por todo el mundo para buscar profesionales especializados en hielo. Así, la 'troupe' Heilongjiang china estará acompañada por artistas venidos de Rusia, Ucrania, Bulgaria, España y Portugal. 

 

Entre todos hilan una historia mágica: «Imaginen que hubiera un maravilloso bosque, un jardín perdido de esculturas de hielo. Cuenta la leyenda que una vez cada 100 años estas figuras se despiertan y vuelven a la vida. Veremos si alguna de estas esculturas es capaz de romper el maleficio que lanzó su escultor cuando dos jóvenes rompieron su figura magna», explicaba Silva en una entrevista. El escultor, por cierto, tallará en cada función una figura a partir de un bloque de hielo. Para completar la experiencia, dentro de la carpa hay un mercadillo navideño y una pista de patinaje. ¡Pura Navidad! 

Más info en: https://circodehielo.com/

Vídeos relacionados

Noticias relacionadas

Comenta esta noticia