24 de septiembre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El gobierno cumple con la estabilidad presupuestaria

El año pasado nuestra economía cerró con un déficit del 4,3% del PIB, un margen de 3 décimas sobre el objetivo inicialmente marcado. La economía creció por encima del 3% de nuevo.

El Ministerio de Hacienda y Función Pública ha cifrado en 48.166 millones de euros el déficit del ejercicio 2016 a efectos del cumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria, lo que supone el 4,32% del PIB y, por tanto, el cumplimiento de la meta fijada por el Gobierno para el ejercicio 2016, que fue del 4,6% del PIB, con una desviación positiva de 0,3 puntos. La economía española registró el año pasado un avance del 3,2% por segundo año consecutivo, mientras que la deuda pública cerró en el 99,4%, cuatro décimas menos que en 2015.

Así figura en el informe sobre el grado de cumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria y de deuda pública y de la regla de gasto del ejercicio 2016, elaborado por el Ministerio de Hacienda, en el que se detalla que el déficit a considerar asciende a 48.166 millones, el 4,32% del PIB. Esto supone un déficit 21 millones inferior y una centésima menor del PIB respecto a los 48.187 millones de euros y el 4,33% del PIB de déficit, sin contar las ayudas a la banca, que cuantificaba Hacienda en un principio, tal y como anunció el ministro Cristóbal Montoro.

En todo caso, la oficina estadística de la Unión Europea (UE), Eurostat ya confirmó el pasado 24 de abril que España cumplió su objetivo de déficit para 2016, pues el indicador se situó en el 4,5% del producto interior bruto (PIB) al cierre del año pasado, una décima por debajo del límite pactado con Bruselas.

En términos de Contabilidad Nacional se registró un déficit de 50.576 millones de euros el año pasado, incluyendo las ayudas financieras netas, cifra que representa el 4,54% del PIB, que ha sido estimado por el INE en 1.113.851 millones de euros.

El déficit del ejercicio 2016 recoge el importe neto de las operaciones resultantes de apoyos financieros, realizadas en el marco de la crisis financiera por la Administración Central, Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y Banco Financiero y de Ahorro (BFA), que ascienden a 2.389 millones, cuya incidencia no se tiene en cuenta para el análisis del cumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria. Además, a efectos de valoración de dicho objetivo, también debe excluirse el impacto en el déficit de los gastos ocasionados por el terremoto de Lorca en el ejercicio 2016 por 21 millones de euros.

Respecto al grado de cumplimiento de la regla de gasto para 2016, la tasa de referencia de crecimiento del PIB de medio plazo de la economía española, calculada para 2016 por el Ministerio de Economía y Competitividad de acuerdo con la metodología utilizada por la Comisión Europea, se fijó en el 1,8%. Por tanto, la variación del gasto computable de la Administración Central, de las comunidades autónomas y de las corporaciones locales, no puede superar dicha tasa.

En el caso de la Administración Central, los gastos computables resultaron superiores en un 2,8% a los registrados el año anterior, con 101.068 millones, mientras que el gasto computable para el subsector de las CCAA es inferior en 33 millones al de 2015, y el conjunto de las corporaciones locales presentó una disminución del 0,6%, cumpliéndose la regla de gasto en los dos últimos casos.

Comenta esta noticia