28 de junio de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MartÍN BEAUMONT

El AVE impulsa a Renfe hacia los números negros.

Con más de 20 millones de beneficio hasta octubre la compañía ferroviaria camina con paso firme hacia su 2º año con beneficios. Ha aumentado un 48% su Ebitda tras elevar un 15% los viajeros.

Renfe obtuvo un beneficio neto de 20,28 millones de euros en los diez primeros meses del año, frente a los ‘números rojos’ de 34 millones del año anterior, con lo que la operadora consolida los ‘números negros’ en los que entró el pasado agosto gracias al tirón del AVE, según datos oficiales de la empresa. La compañía ferroviaria enfila así el cierre de 2016 como su segundo ejercicio consecutivo en beneficios, tras lograr en 2015 la primera ganancia de su historia.

El continuo incremento del negocio de transporte de viajeros en Alta Velocidad y la política de contención de costes y gastos financieros constituyen los pilares de los resultados de la empresa que acaba de registrar un cambio en su cúpula con el nombramiento de Juan Alfaro como nuevo presidente. Renfe transportó un total de 26,6 millones de viajeros en sus trenes AVE y Larga Distancia en los diez primeros meses, lo que supone un incremento del 15% respecto al año anterior.

Este aumento está fundamentalmente sustentado por el AVE, que se disparó un 15,6%, al sumar 17 millones de pasajeros entre enero y octubre, lo que supone ganar 2,3 millones de nuevos usuarios respecto a 2015, según la estadística oficial del Ministerio de Fomento. Así, Renfe elevó un 3% los ingresos por tráfico de viajeros en este periodo, hasta los 1.736 millones de euros, crecimiento que compensó parte del desplome del 10,8% que se anotó el negocio de mercancías, que facturó 175,85 millones.

500 millones de peaje a Adif

De su lado, los gastos cayeron un 12,9%, a pesar de que uno de los principales costes, el canon que paga a Adif por el uso de las vías y las estaciones de tren, se mantuvo estable en 510,9 millones de euros. No obstante, los relacionados con la participación de la compañía en el proyecto del AVE La Meca-Medina se redujeron un 9,4%, hasta suponer 40,8 millones.

De esta forma, al cierre de octubre Renfe disparó un 48,5% su beneficio bruto de explotación (Ebitda), que ascendió a 385,6 millones de euros. Este incremento, y la reducción de costes financieros arroja el referido beneficio neto de 20,28 millones de euros, según los datos oficiales de la compañía ferroviaria.

La operadora consolida así sus ganancias justo cuando toma las riendas de la empresa un nuevo presidente, que tiene entre sus principales retos analizar la conveniencia de que se vuelva a fusionar con Adif para conformar un ‘holding’ ferroviario ante la apertura a la competencia del transporte de viajeros en tren en la UE en el horizonte de 2020. Asimismo, Alfaro tendrá que gestionar el suministro de los nuevos trenes AVE que su antecesor dejó adjudicado a Talgo, el continuo crecimiento previsto para el negocio de Alta Velocidad y el contrato del AVE a la Meca.

Vídeos relacionados

Comenta esta noticia



";