25 de septiembre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El principal alcalde del Valle de Arán deja roto a Puigdemont por carta

Reunión de los miembros del Consejo de Arán, que reúne a los alcaldes de la zona.

Reunión de los miembros del Consejo de Arán, que reúne a los alcaldes de la zona.

Juan Antonio Serrano ha respondido al requerimiento de la Generalitat para que los ayuntamientos catalanes se pongan al servicio del 1-O, pero desde luego no de la manera que esperaban.

Si un posicionamiento hay en la geografía catalana que ha desnudado las grandes contradicciones del proceso independentista catalán, ese está radicado en la comarca del Valle de Arán.

Una zona motor del turismo y la economía de Cataluña y que ha manifestado en diversas ocasiones su radical oposición a la independencia y al referéndum ilegal del 1-O, tal como informó ESdiario el pasado 5 de julio, cuando Carles Puigdemont dio los primeros pasos para su órdago secesionista.

Y es que el Valle de Arán es una de las regiones catalanas pioneras en crear plataformas contra la deriva secesionista impulsada en su día por Artur Mas y cuya culminación pretende ahora Puigdemont.

El alcalde a Puigdemont: "En cumplimiento de las comentadas providencias (...), y en aplicación de la legalidad vigente, no procede tramitar su petición".

Lo paradójico de la justificación a la que Junts Pel Sí y la CUP se aferran para argumentar la legalidad de su consulta, el "derecho a decidir", se vuelve en Arán en contra de los secesionistas. No en vano el Estatuto recoge un reconocimiento específico para el Valle de Arán y que sus habitantes puedan votar en una consulta su encaje con Cataluña si ésta decide emprender un "nuevo camino nacional".

La carta remitida por el alcalde de Viehla, Juan Antonio Serrano, a Puigdemont, negándose a poner las urnas del 1-O.

 

Por eso, el alcalde de Viehla y Mijarán, capital del Valle, ha remitido una carta demoledora al presidente de la Generalitat en la que corta de raíz las presiones puestas en marcha contra el enclave desde hace meses para que hubiera urnas el 1 de Octubre.

En la misiva, dirigida directamente a Puigdemont con el protocolario Molt Honorable Senyor Carles Puigdemont. President de la Generalitat de Catalunya, el primer edil aranés, Juan Antonio Serrano, le explica: "Recibida el pasado 7 de septiembre vuestra carta por la que se nos requiere una respuesta sobre la disponibilidad de los colegios electorales municipales para la realización del referéndum del 1 de Octubre (...) por la presente le comunico que este Ayuntamiento ha sido notificado de las providencias dictadas por el Tribunal Constitucional que suspenden la aplicación de la Ley del Referéndum".

Y, concluye el alcalde Serrano, contundente y al grano: "En cumplimiento de las comentadas providencias (...), y en aplicación de la legalidad vigente, no procede tramitar su petición".

De las elecciones municipales de 2015 salió una corporación que preside Serrano con mayoría absoluta liderando Unidad de Arán-PSC, que suma 7 ediles; 5 de Convergencia Democràtica Aranesa-Partit Nacionalista Aranés (CDA) y uno de Ciudadanos.

Comenta esta noticia