24 de junio de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MartÍN BEAUMONT

Apuestas deportivas, el negocio del momento

La tendencia no para de crecer al calor de nichos cada vez más especializados y este negocio mueve ya más de cuatro mil millones de euros al año. El año pasado creció un 8%, el fútbol manda.

Resulta indiscutible que el fútbol continúa siendo el deporte líder en lo que a apuestas deportivas se refiere, tan de moda en nuestro país. Y es que las cifras cantan y, en el año 2015, este tipo de apuestas con sus distintas modalidades, movieron la friolera de 4.180,31 millones de euros.

Recientes estudios afirman que, en cuanto a la participación anual, se experimentó un claro aumento respecto del 2014, en torno a un 8% y que crecieron todos los grupos de edad, sin distinción de sexos. Hay quienes afirman que este tipo de negocios resultan rentables tanto para el Gobierno, las propias casas de apuestas y los usuarios, lo que viene avalado por el incremento de jugadores y la concesión de nuevas licencias.

Los jugadores españoles suelen apostar una media de unos 293 euros al año, lo que corresponde a un incremento de un 20,6% respecto del gasto medio que se originó en el anterior ejercicio, el cual fue más notable entre la población masculina que entre la femenina. De la misma forma, también fue mayor entre los jugadores con de menos de 45 años que entre los que contaban con una edad más avanzada, pues de hecho, el perfil de quienes más gastan son hombres con edades comprendidas entre los 36 y los 45 años y que cuentan con estudios universitarios superiores.

Las apuestas deportivas se encuentran muy arraigadas en Europa, igual que el fútbol, lo cual hace que las mismas se centren en el deporte rey, al punto, que son más del 60% las apuestas de esta índole que versan sobre el fútbol, fundamentalmente en las ligas principales, capitaneadas por la española y seguidas por otras como la inglesa, la francesa, la alemana y la italiana. Dejando a un lado a estas ligas regulares, otros grandes eventos futbolísticos arrasan en el mundo de las apuestas, de tal manera que, en algunas competiciones, llegan a apostarse cifras astronómicas, de cientos de millones de euros.

Un gasto elevado sobre un objeto claro

Como ya hemos mencionado, son las principales competiciones futbolísticas, seguidas por un batallón de acérrimos seguidores, las que se convierten en el objetivo predilecto a la hora de apostar. Junto a ellas, no hay que subestimar el poder de otros colectivos como el de las apuestas nba, o aquellas que se hacen sobre las carreras de moto GP o de Fórmula 1.

Lo que dota de un atractivo especial a las casas de apuestas españolas, son sus promociones especiales, a las que se da gran difusión, así como bonos bienvenida o los diferentes mercados que ofrecen para cada una de las competiciones.

Por último, en lo que respecta  a la situación laboral de los jugadores online, comentar que predominan las personas empleadas (más de un 60%),  frente a quienes no lo están (en torno a un 20%). El resto, lo constituirían entre estudiantes no trabajadores y el colectivo de jubilados.

Las previsiones son que estas cifras puedan aumentar de forma generalizada, gracias a la continua celebración de grandes eventos deportivos. La recuperación económica que comienza a experimentar nuestro país, también se considera  un factor que “juega a favor” de las apuestas deportivas.

Vídeos relacionados

Comenta esta noticia



";