18 de agosto de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Ruido de sables en el fútbol: el bluff del nuevo invento de la FIFA no gusta

El presidente de la UEFA, Gianni Infantino.

El presidente de la UEFA, Gianni Infantino.

La FIFA, esa ingobernable maquina de hacer dinero -y no siempre limpio- se ha inventado una revolución del Mundial de fútbol que ha desatado la guerra en el deporte del balón.

Consciente del revuelo y de las críticas mayoritarias de todos los estamentos del fútbol internacional, el presidente de la UEFA, Gianni Infantino, se ha visto obligado este martes a salir a la palestra para defender el nuevo formato del Mundial que ha previsto la FIFA, un torneo ampliado a ... 48 selecciones nacionales.

Infantino ha apoyado la ampliación del Mundial asegurando que ahora "el fútbol es más que Europa y Sudamérica" y que "este cambio ayudará a desarrollar el fútbol" a lo largo del planeta, al tiempo que ha aclarado que todavía no se han decidido ni los cupos de cada confederación ni posibles cambios de reglas, como las hipotéticas tandas de penaltis en la fase de grupos.

"Estamos en el siglo XXI, ya no estamos en el siglo XX, es el futuro y el fútbol es más que Europa y Sudamérica. Este cambio ayudará a desarrollar el fútbol. La clasificación de un país para un Mundial es la promoción más potente que existe del fútbol. Esos nueve meses desde la clasificación hasta el Mundial son claves para el desarrollo del fútbol en esos países", ha explicado Infantino en rueda de prensa en la sede de la UEFA en Nyon (Suiza).

Sin embargo, en las federaciones internacionales y en los principales clubes -fundamentalmente en Europa-, el nuevo formato ha sido recibido con fuertes reticencias y con nuevas críticas al verdadero, a su juicio, objetivo de la FIFA: más recaudación por los derechos de televisión.

Infantino se ha defendido de las críticas al nuevo formato, que entrará en vigor en 2026, subrayando que el torneo"puede ser jugado en el mismo número de días (32), que el equipo ganador jugará un máximo de 6 partidos y el torneo se disputará en 12 estadios como hasta ahora", y que, a cambio, habrá "16 países más, muchos de los cuales nunca habrán participado en una Copa del Mundo".

Además, el italiano ha defendido que "hay un diálogo y un canal abierto con los clubes europeos desde hace muchos años", después de que la Asociación de Clubes Europeos haya criticado esta ampliación. "Hay voces críticas de algunos clubes, pero prefiero centrarme en lo positivo. Cuando tomas una decisión obviamente no todos están felices con la decisión. Hay mucha gente en todo el mundo que está a favor de este cambio", confió.

 

Comenta esta noticia