Cerrada hasta el lunes 18. Sólo sigue abierta para oficiar bodas

Cerrado hasta nueva orden "por un problema de salud". Hasta el lunes 18 no habrá actividad.

Improvisación y caos. No cabe otra descripción al respecto de lo que está sucediendo en la Ciudad de la Justicia de Valencia. Esta mañana el edificio se abría de nuevo parcialmente tras el incendio que afectó sus instalaciones el pasado domingo, porque según el anuncio que hizo la propia Consellera de Justicia Maria Gabriela Bravo, tras mantenerlo dos días totalmente cerrado, se iba a reabrir porque "los informes técnicos garantizan la calidad del aire en la Ciudad de la Justicia de Valencia para permitir su apertura al público".

Según ella misma explicó en rueda de prensa, "el informe preliminar emitido por del Institut Valencià de Seguretat i Salut en el Treball (Invassat) es favorable para llevar a cabo la apertura parcial de la Ciudad de la Justicia". Además añadió que el documento precisa que "el edificio ha sido suficientemente ventilado y no hay restos tóxicos en el edificio".

Así, y en cumplimento de la orden dada por la Consellera, el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) anunciaba que "reabrirá sus puertas este miércoles y los juzgados no situados en la zona dañada por el fuego estarán operativos para funcionarios, profesionales y público". 

Y eso se ha hecho esta mañana, reabrir. Pero ni funcionarios, ni jueces, ni abogados, ni procurares ni policías, ni incluso los vigilantes de seguridad ,podían trabajar. El polvo y el humo cubren las dependencias y  presentaban dificultad para respirar, picor de ojos y de garganta lo que ha obligado a decretar el cierre del edificio por motivos de salud. 

 

Desde el mismo TSJ se veían obligados esta mañana a comunicar públicamente el nuevo cierre de las instalaciones. La Sala de Gobierno así lo ha dictaminado tras conocer la existencia de "problemas médicos" manifestados por los trabajadores. No obstante -informa- se mantendrá abierto el Registro Civil exclusivamente para la celebración de bodas, debido a que cuenta con un acceso diferente al del edificio de la Ciudad de la Justicia.

Según el propio tribunal  se suspende la actividad jurisdiccional "durante lo que queda de semana hasta, de momento, el próximo 18 de septiembre, fecha en la que se volverá a valorar la posible reanudación de su actividad". 

El sindicato CSI·F ha denunciado "la descoordinación y la falta de información sobre la situación ya que los trabajadores no han recibido notificación oficial alguna sobre lo sucedido ni sobre el cierre de las dependencias. Son los propios delegados sindicales quienes están transmitiendo la información, a pesar de que compete a la propia administración esta tarea".

Asimismo la central sindical lamenta  que la Conselleria de Justicia no haya contratado una empresa específica para la limpieza de las dependencias, "ya que se ha limitado a sobrecargar a los empleados de limpieza habituales con jornadas maratonianas y sin la capacidad para poder afrontar una tarea de esta magnitud." Por su parte desde Sindicato de los Trabajadores de la Administración de Justicia (STAJ) se denuncia lo obsoleto de las instalaciones en materia de seguridad donde no se realiza ningún simulacro de incendios desde hace una década. 

 

 

Una semana entera con el corazón de la justicia valenciana, fuera de juego. Por este edificio  levantado hace 14 años, pasan a diario  1000 trabajadores y cerca de 8000 visitas. Una semana entera sin procedimientos procesales, vistas, audiencias y otros actos judiciales. De momento sigue abierta la investigación que debe determinar las causas del incendio. La teoría que cobra mas fuerza en estos momentos situaría el foco en un cortocircuito eléctrico. 

Malestar contra Cuatro 

Un incendio que ha tenido amplia trascendencia  nacional, porque al suceso en sí,  se une la repercusión que en RRSS han tenido las afirmaciones realizadas por  el presentador de origen valenciano Javier Ruiz,  en su programa de “Las mañanas de Cuatro”.

 

Una plataforma abierta al mundo que cada día ven cerca de un millón de personas y  tras cuya emisión  Tuitter y Facebook se han llenado de comentarios   insinuando que el fuego podría haber sido provocado. El presentador da paso a las imágenes mientras relaciona el “fuego en el tribunal que juzga todos los casos de corrupción del Partido Popular". 

 

Cabe recordar que el incendio originado afectó exclusivamente a los juzgados de primera instancia 1,2,3 y 4 que tramitan procedimientos civiles. El fuego destrozó expedientes judiciales pero ninguno de ellos tenía que ver con casos de corrupción. Estos asuntos se derivan en juzgados penales exclusivamente, que en ningún momento se han visto afectados por las llamas.

 

Comenta esta noticia