24 de junio de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MartÍN BEAUMONT

Los españoles prefieren ordenadores portátiles de fabricantes asiáticos 

Con pantalla de 15 pulgadas, ligeros y cuya batería les permita suficiente autonomía para estar funcionando 5 horas sin problemas, así es el ordenador ideal del consumidor español.

Los fanáticos de la tecnología están viviendo el paraíso, nunca estuvo tan al alcance de la mano el avance tecnológico. El aparato preferido y que refleja con mayor nitidez la evolución tecnológica actual es el ordenador portátil, con una amplia oferta de dispositivos entre los que elegir. Así, cualquier persona puede encontrar un ordenador específico que satisfaga sus necesidades concretas, en función de tamaño, peso, rendimiento, o cualquier otra característica. 

En un estudio realizado por el comparador de precios y ofertas online idealo sobre ordenadores portátiles se detalla que la mayoría de usuarios prefieren ordenadores con un tamaño de pantalla de 15,6 pulgadas. Concretamente, un 33 por ciento ha adquirido ordenadores con esas dimensiones, seguido de los de 17,3 pulgadas. Además, según los datos de idealo, seis de cada diez usuarios se decantan por portátiles cuyo peso es inferior a 3 kg. 

Uno de los temas importantes a la hora de elegir un ordenador portátil es la duración de la batería. Los ordenadores portátiles más antiguos solían garantizar una duración de dos horas. Sin embargo, hoy en día es muy sencillo encontrar baterías que garantizan una duración de 3 a 6 horas. Según datos de idealo, los españoles se decantan por un ordenador portátil que garantice una autonomía mínima de tres horas, el tiempo necesario para ver una película o asistir a una reunión de trabajo. 

Así pues, en lo que a rendimiento respecta, como también se detalla en el estudio, los procesadores Intel son dueños del mercado, siendo la serie Intel Core i5 la más elegida dentro de su oferta de procesadores. De igual manera, en lo que a memoria RAM respecta, la mayoría de consumidores prefiere un portátil de 4 GB.  La portabilidad de los ordenadores es uno de los factores que ha hecho crecer las ventas de este producto. La movilidad tecnológica está actualmente al alcance de todos, ya que, en pocos años, los ordenadores portátiles han pasado de ser casi prohibitivos por sus precios, a ser un artículo básico y de fácil adquisición para la gran mayoría. 

Otro detalle a tener en cuenta, como también se especifica en el estudio de idealo, es el dominio de las marcas asiáticas. La gran variedad de fabricantes y modelos del mercado asiático ha provocado una fuerte competencia con las marcas tradicionales, lo que ha supuesto una considerable bajada de los precios en general. Esta reducción del coste, sin embargo, fomenta que más compradores se decidan por la adquisición de un ordenador portátil. 

Aunque la compañía estadounidense Hewlett-Packard sigue siendo la marca preferida, ciertamente le ha salido competencia en el camino, y de la buena. El mercado asiático de tecnología ha llegado para quedarse, lo que, de alguna forma, ha democratizado el mercado, ya que hace años éste se repartía principalmente entre un número menor de fabricantes. Con timidez e incredulidad los consumidores se han animado a comprar ordenadores asiáticos, motivados principalmente por su precio y la descripción de sus increíbles capacidades, y no han sido defraudados. La marca de ordenadores China por excelencia es Lenovo, que ha comprado a dos firmas importantes en Europa, Medion y la división de ordenadores de IBM. Con la fuerza de estas empresas Lenovo ha conseguido posicionarse con fuerza en Europa. 

A pesar de estar HP como marca líder en ventas de ordenadores portátiles, como se refleja en el estudio de idealo, esto no puede disimular el éxito de los fabricantes asiáticos, ya que, si se tienen en cuenta sólo las marcas asiáticas de este tipo de ordenadores, suponen más del 75% del mercado. Estos ordenadores ofrecen similares características y posibilidades que las marcas tradicionales: tamaños de pantalla que van desde las 10 pulgadas a las tradicionales 15 o 17 pulgadas y un peso mínimo posible, con lo que es cada vez más fácil encontrar un ordenador portátil de pequeñas dimensiones con pantalla de 11 pulgadas, un peso de 1 kg, como máximo, y un precio muy asequible. 

Por último, cabe recalcar que, en fechas señaladas o épocas estivales, como en Navidad, cuando aumenta considerablemente el consumo debido a los numerosos regalos, sube la demanda de ordenadores portátiles, como se puede comprobar en el siguiente estudio del consumo en Navidad realizado por Deloitte. 

Vídeos relacionados

Comenta esta noticia





";