20 de agosto de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez maniobra para eliminar a Page, Puig y Lambán y que parezca un accidente

Sánchez, este lunes, presidiendo la primera reunión de su nueva ejecutiva federal.

Sánchez, este lunes, presidiendo la primera reunión de su nueva ejecutiva federal.

Robles, el senador Ander Gil y la eurodiputada Iratxe García -que recupera el cargo- serán los portavoces parlamentarios del nuevo PSOE, que este lunes ha echado a andar.

Pedro Sánchez tomó este lunes el control del único espacio del PSOE que le era francamente hostil, su grupo parlamentario. El PSOE salido del 39 Congreso Federal de este fin de semana echó a andar oficialmente con la primera reunión de su Ejecutiva, cuya primera decisión fue la reorganización de la dirección de los 84 diputados del PSOE en el Congreso.

Accede a la dirección del grupo como portavoz adjunta Adriana Lastra en su condición de vicesecretaria general del partido y ante la ausencia en la Cámara de Sánchez, que renunció a su acta para no tener que abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy. Y como se adelantó este domingo, la magistrada Margarita Robles será la nueva portavoz parlamentaria por su "capacidad, solvencia y autoridad moral", según subrayó el nuevo portavoz el PSOE, Óscar Puente.

Sánchez, además, ha ordenado el relevo de Miguel Ángel Heredia, secretario general del grupo, el hombre fuerte de la presidenta andaluza en el Congreso, que será sustituido por el madrileño Rafael Simancas. Todos estos nombramientos serán ratificados este martes cuando se reúnan todos los diputados del PSOE bajo la presidencia del líder. Y, previsiblemente, Robles debutará este miércoles preguntando a Rajoy por la amnistía fiscal.

La Ejecutiva designó también a Ander Gil, nuevo portavoz en el Senado, en sustitución de Vicente Alvárez Areces. Asimismo, devolvió a Iratxe García su cargo como portavoz en el Parlamento Europeo, donde había sido relevada por Ramón Jáuregui.

Lastra y el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, van a convertirse en los nuevos rostros visibles del nuevo PSOE de Sánchez. Prueba de ello, la ronda que la primera realizó este mismo lunes por todas las radios. Puente hizo lo propio en las televisiones y ofreció en Ferraz su primera rueda de prensa como nuevo portavoz del partido.

En esta comparecencia, Puente comenzó felicitándose por la exclusión de los barones de la nueva dirección. "La Ejecutiva pasa de tener un perfil excesivamente territorial a tener un perfil municipalista", dijo.

El nuevo portavoz socialista reclamó una reunión entre Rajoy y Sánchez, y garantizó que éste tendrá una relación "fluida y normal" con Pablo Iglesias y Albert Rivera. En este sentido, anunció que el PSOE trabajará para levantar los "vetos" entre Podemos y C's. Si descartó, en un principio, sumar a Esquerra a la mesa de coordinación "estable", que el domingo anunció Sánchez.

Puente quiso lanzar un mensaje a los susanistas al enfatizar que "el Congreso ha terminado y nuestro trabajo es proyectarnos hacia la sociedad". En este sentido, cara a los congresos regionales que vendrán ahora, afirmó que la dirección "no va a alentar candidaturas contra nadie pero tampoco vamos a impedir que se presenten".

En un claro mensaje a Ximo Puig, Javier Lambán y Emiliano García-Page, Puente advirtió que la Ejecutiva no dará apoyo "explícito" a ningún candidato a los congresos autonómicos. En este marco, también defendió la ausencia de los exsecretarios de Organización y exnotables del PSOE del nuevo Comité Federal.

  

Puente también se desmarcó de otro histórico del PSOE, Alfonso Guerra, que este sábado exigió la aplicación del artículo 155 de la Constitución para Cataluña, una medida "cruenta" para el nuevo portavoz del partido.

Según ha sabido ESdiario, el nombramiento de Robles como relevo de Antonio Hernando ha provocado notable irritación en un grupo parlamentario muy mayoritariamente afín a Susana Díaz. Cabe recordar que fueron 15 diputados los que desobedecieron a la Gestora con el no es no, y de ellos siete eran los representantes del PSC.

Más que por el hecho de no estar afiliada al PSOE -tampoco lo estaba José Antonio Alonso cuando ocupó el mismo cargo-, la mayoría de los diputados reprochan a Robles "haber pisado muchos callos" en la bancada socialista en apenas siete meses de legislatura. "Ha sido tremendamente desleal con el partido que le paga el sueldo", se dice entre los críticos con Sánchez.

De hecho, como adelantó ESdiario el pasado 22 de marzo, se filtró su currículum en plena guerra entre pedristas y susanistas para demostrar que los principales cargos políticos que ha ocupado -fue secretaria de Estado de Interior- se los debe al PSOE de Felipe González, al que tanto ha combatido en los últimos meses. 

Comenta esta noticia