20 de septiembre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El adorable gesto de Garbiñe Muguruza tras ganar Wimbledon que enterneció la Red

La hispano-venezolana conquistó su primer Wimbledon, tercer 'Grand Slam' de la temporada, al barrer a la estadounidense Venus Williams (7-5, 6-0), por lo que consigue su segundo 'grande'.

La tenista española Garbiñe Muguruza ha conquistado su primer Wimbledon, tercer 'Grand Slam' de la temporada, al batir en la final a la estadounidense Venus Williams (7-5, 6-0), por lo que consigue de esta forma el segundo 'grande' de su carrera tras el logrado en 2016 en Roland Garros.

Con esta victoria, Muguruza, de 23 años, asciende de la decimoquinta a la cuarta posición del ranking WTA y se acerca a su mejor puesto histórico, un segundo logrado precisamente tras ganar Roland Garros en 2016 a otra Williams, la ex número uno del mundo y seis veces campeona de Wimbledon Serena Williams, tenista frente a la que perdió en 2015 su primera final en el torneo londinense por un doble 6-4.

Llegaba a la final con sólo un set cedido en todo el torneo -en octavos ante la alemana Angelique Kerber, finalista en 2016, que ha perdido el número uno mundial en favor de la checa Karolina Pliskova- y no defraudó; la de Caracas exhibió su mejor juego, apoyado por una gran seguridad, para desquiciar poco a poco a la veterana tenista norteamericana, que perdió la ocasión de convertirse en la campeona más veterana sobre la hierba londinense.

Con solvencia, Muguruza se aferró a su servicio e incluso salvó una bola de quiebre en el sexto juego que le permitió ganar confianza. Con 4-5 y dos bolas de set en contra, la española mantuvo la calma para subir el 5-5 al luminoso y comenzar la remontada.

Así, en el siguiente juego, fue capaz de ponerse por primera vez por delante en la segunda de las pelotas de 'break' de las que dispuso, una ventaja que ya no desaprovecharía. Tras ello, refrendó la rotura con su saque para adjudicarse la manga en 52 minutos de juego.

El golpe hundió moralmente a la mayor de las Williams, observada atentamente por su hermana Serena desde las gradas del All England Club. Con una rotura, Muguruza fue labrando poco a poco su camino, sin permitir que Venus ganase ninguno de sus servicios en los escasos 25 minutos que duró la manga.

El último punto con el que Garbiñe hizo historia no pudo ser más emocionante, como se puede ver en el vídeo que colgó la organización de Wimbledon en Twitter: 

Ante una rival rendida a sus 25 errores no forzados durante el choque, la ganadora de Roland Garros 2016 metió la directa para convertirse, en una hora y 18 minutos, en la segunda española en levantar el trofeo británico tras Conchita Martínez, su entrenadora en este torneo y campeona del torneo británico en 1994, emocionada desde la grada. Además, Muguruza entra en la historia del historia del tenis femenino español al ser la única representante de la 'Armada' capaz de conquistar durante su carrera al menos un trofeo de Roland Garros (2016) y uno de Wimbledon (2017); Arantxa Sánchez Vicario posee tres Roland Garros (1989, 1994 y 1998) y un US Open (1994).

En un abrir y cerrar de ojos las redes se llenaron de mensajes de ánimo y felicitaciones y Garbiñe copó la lista de trending topic de Twitter. Claro que si hubo un gesto que enterneció los mares de Internet ese fue el de Muguruza rozando con los dedos el panel de campeones como si no creyera que su nombre está ahí de vedad. Un sueño hecho realidad.

 

Comenta esta noticia