29 de mayo de 2016 | DIRECTOR ANTONIO MartÍN BEAUMONT

Una funcionaria destapa el inmenso fraude de Susana Díaz con las ayudas de la UE

Susana Díaz ha ocultado tal información a los andaluces durante dos años.

Susana Díaz ha ocultado tal información a los andaluces durante dos años.

Los andaluces, parafraseando a Rubalcaba, se merecen un gobierno que no les mienta; y el de ella les ha estado ocultando durante dos años -con elecciones por medio- información.

Una alta funcionaria de la Junta de Andalucía ha destapado un escándalo que Susana Díaz ha ocultado a la opinión pública andaluza durante dos años, con unas elecciones autonómicas por medio: el Gobierno regional lleva desde 2014 sin recibir un solo euro del Fondo Social Europeo porque la Comisión Europea no se fía de que vaya a acabar en bolsillos inapropiados, dados los antecedentes de los EREs y los cursos de formación.

La interventora adjunta a la Intervención General del área de Control y Fondos Europeos y Subvenciones del Gobierno regional, María Teresa Arrieta Viñals, compareció este lunes ante la comisión de investigación creada en el Parlamento de Andalucía para desentrañar la maraña de los cursos y lo contó, ante la estupefacción de los diputados de todos los partidos. De todos salvo de los del PSOE.

Arrieta Viñals habló abiertamente de "desconfianza" por parte de la UE, aunque no quiso cuantificar el dinero perdido por la mala praxis de la Junta. La situación llegó a ser tan grave que en junio del año pasado el consejero de Economía y Empleo, José Sánchez Maldonado, viajó discretamente a Bruselas para convencer a las autoridades comunitarias de que reanudaran la inyección de fondos a Andalucía. 

La propia interventora estimó que en este 2016 se recuperará la normalidad. Para más inri, durante su comparecencia el diputado socialista Rodrigo Sánchez Haro cargó contra el grupo parlamentario del PP, al que acusó de "intolerables presiones" a los comparecientes en la comisión de investigación para sonsacarles información.

Esta suspensión de fondos ocultada a los andaluces es de una gravedad extrema. Máxime teniendo en cuenta que en diciembre de 2014, con ellos ya congelados, Juan Manuel Moreno viajó a Bruselas para entrevistarse con varias personalidades de la UE y desde allí afirmó tener "indicios para pensar que la gestión de los fondos es caótica y en algunos casos ni existe gestión".

Susana Díaz, lejos de contar la verdad, siguió tapando la suspensión de fondos y acusó al líder del PP andaluz con todo cinismo: "Ha ido a Bruselas a manchar la imagen de Andalucía". 

Últimamente los andaluces no ganan para disgustos. Hace sólo unas horas se ha sabido que la juez instructora del caso de los EREs, María Núñez Bolaños, se ha dejado escapar a 12 empresarios amigos del PSOE que recibieron ayudas ilegalmente. Los delitos de los que se les acusa han prescrito, dada la lentitud de una instrucción que dura ya más de cinco años. 

Noticias relacionadas

Comenta esta noticia