28 de junio de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MartÍN BEAUMONT

El juez llega a una conclusión sobre las fotos porno de Nadia que tenía su padre

El espeluznante caso de la niña cuyos padres engañaron a cientos de ciudadanos y periodistas para vivir sin trabajar adquiere ahora un giro tenebroso imposible de explicar racionalmente.

El espeluznante caso de la menor Nadia Nerea sigue adquiriendo tintes cada vez más tenebrosos. Ya no es sólo que sus padres utilizaran la enfermedad rara que padece para sacar dinero a costa de la solidaridad ciudadana y engañar a propios y extraños para vivir sin trabajar, es que ahora han aparecido unas terribles fotos pornográficas de la niña que su padre tenía en un ordenador.

Por si fuera poco, el magistrado de La Seu d'Urgell (Lleida) que investiga a los padres de la niña, por supuesta estafa en la petición de dinero para un tratamiento médico, ve indicios de delitos de provocación y explotación sexual en el padre, que está en prisión provisional por este caso. 

Así lo ha concluido por los archivos que le han entregado este martes los Mossos d'Esquadra, y ha citado a declarar a los dos padres este viernes, según el Tribunal Superior de Justicia de Cataluñaa (TSJC).

La Unidad Territorial de Investigación del Pirineu Occidental de la policía catalana ha entregado al juez archivos cuyo contenido puede ser constitutivo de "delitos de elaboración y tenencia de pornografía infantil, así como de exhibicionismo y provocación sexual".

El juez considera que el hallazgo no es una simple sospecha, sino "la constancia y evidencia de claros indicios objetivados de participación de la persona investigada (el padre) en la comisión de los referidos delitos de provocación sexual y explotación sexual".

En las fotos encontradas por los Mossos en el ordenador del padre y pendientes de analizar por el juez se ve a la menor sin ropa posando para la cámara, avanzó este martes OK Diario.

Así, ha autorizado el registro de 13 'pendrives', 7 tarjetas de memoria, 3 discos duros y otros terminales informáticos y ha acordado citar a declarar a los dos investigados el viernes 13 de enero, Margarita Garau a las 10.00 y a Fernando Blanco --en prisión provisional-- a las 11.00.

La niña, que ha residido en Fígols (Lleida) en los últimos años, vive ahora en Palma de Mallorca con una tía materna que tiene la custodia, y la madre se ha instalado a unos siete kilómetros.

El padre ingresó en la cárcel de Lleida tras su declaración en los juzgados, a los que llegó desde la comisaría de Mossos, que lo detuvieron en la Seu d'Urgell huyendo de un control policial de la comarca de la Cerdanya, con una pistola de fogueo, 1.450 euros, relojes y dispositivos electrónicos de alta gama.

Vídeos relacionados

Noticias relacionadas

Comenta esta noticia





";