17 de agosto de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Zapatero vuelve al Congreso: entierra al "friki" Sánchez y pone deberes al PSOE

Zapatero, en su regreso al Congreso para conmemorar el aniversario de su ley estrella

Zapatero, en su regreso al Congreso para conmemorar el aniversario de su ley estrella

El expresidente del Gobierno ha regresado este lunes a las Cortes para recibir el homenaje de los suyos por el décimo aniversario de la Ley de Dependencia. El "pedrismo" se considera acabado

"Pedro está quedando como un friki". Esta reflexión a ESdiario de un relevante dirigente del PSOE resume el estado de ánimo de los diputados socialistas que este lunes han "oficializado" el entierro del pedrismo en el Congreso de los Diputados. Y ha sido, casualmente, el regreso del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero a la sede parlamentaria, el motivo de que los socialistas se hayan dado un baño de nostalgia pero también de autoestima.

El PSOE -la gestora y sus diputados- han reivindicado el mandato del que fuera su referente hasta la llegada de Pedro Sánchez a la secretaría general, empeñado expresamente en dejar a su antecesor en el cargo en un forzado ostracismo. Por eso, el que fuera su ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, no ha dejado pasar la oportunidad del acto para recordar el décimo aniversario de la Ley de Dependencia para lanzar una puya a Sánchez.

"He echado de menos una reivindicación de este periodo de nuestra historia", ha dicho, para cosechar una gran ovación blindada a Zapatero por los diputados y simpatizantes socialistas reunidos en el Congreso.

Zapatero no solo ha sacado pecho de su mandado sino que, en línea con sus últimas apariciones públicas, ha vuelto a convertirse en referente de un partido que parece dar por amortizado a Sánchez. El propio Zapatero se ha mostrado confiado de que "ahora" el grupo parlamentario lograra devolver al PSOE  a la primera línea.

En el acto de este lunes han coincidido los actuales miembros de la gestora, con Javier Fernández a la cabeza, con exministros como Trinidad Jiménez , Jesús Caldera y Ramón Jáuregui. Críticos con el exsecretario general como José María Barreda y Antonio Miguel Carmona, junto a dirigentes de la era Zapatero como Francisco Fernández MarugánMarcelino Iglesias, José Andrés Torres Mora, Fernando Moraleda, Francesc Antich y Amparo Válcarcel. 

Y del pedrismo tan sólo los diputados Odón Elorza y Zaida Cantera, sometidos a un visible vacío por el resto del auditorio que ha aplaudido a Zapatero como en sus viejos tiempos. Y como en los viejos tiempos ha puesto deberes a los suyos, en presencia de Antonio Hernando: exigir al Gobierno el cumplimiento de la Ley de Dependencia, su ley estrella.

Comenta esta noticia