23 de abril de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MartÍN BEAUMONT

La Operación Lezo y un malvado selfie hacen media campaña a Pedro Sánchez

Aguirre tras declarar como testigo por la Gürtel.

Aguirre tras declarar como testigo por la Gürtel.

La onda expansiva de la operación en torno a Ignacio González no sólo se está dejando sentir en el PP, sino también en el PSOE. Regresa el “no es no” con más fuerza que nunca.

Paradójicamente, la semana horribilis del PP no está siendo, por contraste, la semana de euforia de los socialistas. Las tres fotografías más inoportunas para el Gobierno; la citación como testigo de Mariano Rajoy, la detención del expresidente madrileño Ignacio González y la declaración de Esperanza Aguirre en el juicio del caso Gürtel, no han podido ser más contraproducentes para el PSOE... oficial.

El susanismo ha entrado en pánico ante un escenario que, si algo logra, es reforzar la campaña outsider de Pedro Sánchez. Y el no es no, hasta el miércoles un negro recuerdo del pasado, retumba ahora sobre la presidenta andaluza y los barones que sostienen su candidatura.

Este jueves en el Congreso, algunos pedristas no ocultaban su regocijo. El portavoz parlamentario del PSOE, Antonio Hernando, compareció para valorar la detención del sucesor de Esperanza Aguirre al frente de la Comunidad de Madrid. Y usó un lenguaje extraordinariamente duro. "El PP tiene aluminosis por corrupción sistémica", denunció.

Dos tuits del exsecretario general avanzan su estrategia para las dos próximas semanas y para el debate decisivo entre los candidatos

Y habló, en referencia a las supuestas filtraciones a González -avisándole de la operación Lezo- de "sabotaje y obstrucción a la Justicia". Y acto seguido, fuentes del pedrismo ironizaban: "¿Y nos abstuvimos para llevar al Gobierno a este mismo partido?".

Claro que quien hablaba no hacía otra cosa que seguir el argumentario que este mismo jueves, apenas conocerse la detención de Ignacio González, el propio Pedro Sánchez ponía en circulación a través de Twitter.

Y anunciaba, después, la que va a ser la estrategia de su campaña para las primarias: ser lo más hostil posible contra el PP:

 

Fuentes de la candidatura de Susana Díaz consultadas por ESdiario reconocen que el vía crucis judicial del PP y las revelaciones próximas que se esperan sobre el supuesto desfalco del Canal de Isabel II -agravado con los registros de las sedes de OHL e Indra- están provocando una oleada de indignación entre las bases del PSOE.

Y saben también que los socialistas no pueden ser nada tibios en su respuesta, a riesgo de dejar todo el campo de acción expedito a Podemos, que ya está sacando un indudable rédito mediático a su polémico pero efectista tramabús. "Más oportuno no ha podido ser", reconocen desde el PSOE.

En las últimas horas, una fotografía demoledora ha comenzado a circular por las redes sociales, un selfie que no va a favorecer en nada las expectativas de Susana Díaz. En la instantánea posan sonrientes, tras la coronación del Rey Felipe en junio de 2014, el detenido González con la lideresa andaluza y el presidente de Asturias y de la Gestora, Javier Fernández.

Las redes echan humo y todo vale para la guerra que, si ya se esperaba sucia, amenaza con convertirse en cruenta. Y como insisten los pedristas, el "no es no" está más vivo que nunca.

En las últimas horas, Sánchez se ha anotado dos victorias parciales sobre su gran enemiga. Este miércoles fue recibido con una cerrada ovación y gritos de apoyo en el acto del PSC en homenaje a la fallecida Carme Chacón. Y este jueves la influyente alcaldesa socialista de París, Anne Hidalgo, reafirmó en Madrid el apoyo a su candidatura.

 

Vídeos relacionados

Noticias relacionadas

Comenta esta noticia



";