23 de mayo de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MartÍN BEAUMONT

2016 nos deja un 17% menos de quiebras

Las familias y empresas que se declararon en concurso de acreedores (suspensión de pagos y quiebras) ante la imposibilidad de afrontar sus pagos y deudas sumaron 4.754 durante 2016.

Este descenso anual de la la Estadística de Procedimiento Concursal del Instituto Nacional de Estadística fue consecuencia del retroceso en un 20% de las empresas en concurso, hasta sumar 4.080, ya que las familias que se declararon en quiebra se incrementaron un 3,9% en el conjunto de 2016 tras tres años de caídas. En total, 674 familias entraron en concurso el año pasado. Se trata del tercer descenso anual consecutivo después de los retrocesos del 21,1% y del 26,7% registrados en 2015 y 2014, respectivamente. Previamente, en los años 2013, 2012 y 2011 los deudores concursados subieron un 9,5%, un 32,2% y un 15%, respectivamente.

Por tipo de concurso, en 2016 se registraron 4.421 concursos voluntarios, un 17,2% menos que en 2015, y 333 necesarios, un 17,8% menos. Atendiendo a la clase de procedimiento, los ordinarios disminuyeron un 25,7% y los abreviados un 15,7%. Según la forma jurídica, el 79,6% de las empresas concursadas en el año 2016 eran Sociedades de Responsabilidad Limitada, un total de 3.248, un 20,9% menos que en 2015. Por su parte, 466 empresas declaradas en concurso el año pasado eran Sociedades Anónimas, un 31,3% menos, mientras que 208 eran personas físicas con actividad empresarial, un 14,3% más.

El 37% de las empresas concursadas en 2016 se encontraban en el tramo más bajo del volumen de negocio (hasta 250.000 euros) y eran, principalmente, Sociedades de Responsabilidad Limitada. Según Estadística, el 85,8% de los deudores concursados en el año 2016 eran empresas (personas físicas con actividad económica y personas jurídicas).

Por actividades, las de comercio y construcción concentraron el 39,1% del total de empresas concursadas en 2016. En todas las actividades económicas se recortaron los concursos el año pasado, especialmente en agricultura, ganadería y pesca (-44,3%); construcción (-28,3%), e industria y energía (-22,7%). El menor retroceso lo experimentaron las actividades administrativas (-2,7%).

Por actividad económica y tramo de antigüedad, el 22,4% de las empresas que concursaron en el año 2016 tenían una antigüedad de 20 o más años. Por su parte, el 17,5% tenían cuatro o menos años de antigüedad. La actividad económica con mayor porcentaje de empresas concursadas con una antigüedad de 20 o más años fue industria y energía (26,2%).

En 2016, Cataluña fue la comunidad autónoma con mayor número de deudores concursados (1.076) en 2016, seguida de Comunidad Valenciana (709) y Comunidad de Madrid (693). Estas tres comunidades concentraron el 52,1% del total de deudores concursados. Las regiones con menor número de deudores concursados fueron La Rioja (33), Cantabria (55) y Extremadura (56).

Durante el cuarto trimestre de 2016, el número de deudores concursados ascendió a 1.309, un 10,6% menos que en el mismo periodo de 2015 y un 31,6% más en tasa intertrimestral (cuarto trimestre de 2016 sobre tercer trimestre del mismo año).

Del total de concursos declarados entre octubre y diciembre del año pasado, 1.109 los presentaron empresas, un 12% menos que en el mismo periodo de 2015 y un 28,2% más que en el tercer trimestre de 2016. Por su parte, las familias que se declararon en concurso en los tres últimos meses del año pasado alcanzaron las 200, un 2% menos que en el cuarto trimestre de 2015 y un 53,8% más en tasa intertrimestral.

Vídeos relacionados

Comenta esta noticia