26 de febrero de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MartÍN BEAUMONT

Kia presenta el Stinger, un GT por todo lo alto

  • img

  • img

  • img

La marca ha sorprendido a todos con un GT que no tiene nada que envidiar a los vehículos premium de su segmento. Estará dotado con 365 CV, un diseño lujoso y una tecnología envidiable.

Kia ha presentado en el Salón de Detroit su nuevo modelo, el Stinger. Es una berlina deportiva para cinco pasajeros y será el vehículo de producción con las más altas prestaciones en la historia de la compañía. Está previsto que el Stinger llegue al mercado estadounidense a lo largo del año y en Europa para finales de 2017, con distintas combinaciones de motor y transmisión con lujosos interiores. Los precios se anunciarán en una fecha próxima al lanzamiento. A pesar de estar diseñado para el mercado americano, las buenas cifras de Kia en Europa le acercan más al Viejo Continente.

La planta del Stinger y su equilibrio visual están concebidos para crear un aire de elegancia atlética, en lugar de una agresividad adolescente. Busca una figura más robusta y musculosa de lo que nos tienen acostumbrados, con una parrilla de distribución horizontal. Cuenta con una cintura marcada y una parte trasera esculpida, que sigue la línea estilizada de todo el vehículo, con el alerón integrado y cuatro salidas de escape, dos a cada lado.

Las anchas vías delantera y trasera, junto con el contorno cóncavo a lo largo de las puertas, realzan la fuerza visual de la línea de hombros del Stinger, así como su silueta de dos volúmenes. Otros elementos puramente funcionales del diseño exterior, como las láminas de las tomas de aire frontales, las branquias junto a los pasos de rueda, la superficie inferior lisa y el difusor trasero integrado, contribuyen a su aerodinámica.

El interior es un espacio dedicado a la emoción por la conducción, a la vez que trata de mimar a sus ocupantes. Un cuero Napa cubre los asientos profundamente contorneados. El salpicadero crea un fuerte plano horizontal en el área del conductor. La consola está dividida en dos áreas específicas: los controles de infoentretenimiento quedan dispuestos bajo una gran pantalla táctil, mientras que los de calefacción y ventilación se alojan por debajo.

Frente al conductor hay un volante grueso forrado en piel y una instrumentación que combina indicadores analógicos y digitales. Los grandes indicadores tienen un marco metálico y agujas rojas que destacan. Una pantalla TFT en color entre los dos indicadores muestra datos de prestaciones, como fuerzas G laterales, tiempos por vuelta o temperatura del aceite, junto con información auxiliar como las del ordenador de viaje, los ajustes del conductor, navegación y diagnósticos.

Con 2.906 mm, la distancia entre ejes del Stinger es mayor que la de un Audi A4, un Infiniti Q50, un Lexus IS, un BMW 4 Gran Coupe e incluso que la del Lexus GS y el Mercedes CLS. También es más largo (4.830 mm) y ancho (1.870 mm) que los otros en este segmento, lo que hace que las plazas sean amplias, así como su capacidad de maletero.

Se encuentran disponibles dos motores turboalimentados. Ambos motores están actualmente en desarrollo. De la versión estándar Theta II con cuatro cilindros, 2,0 l de cilindrada y turbocompresor se estima una potencia máxima de 255 CV a 6.200 rpm, aproximadamente. Un par máximo de 353 Nm está disponible entre 1.400 y 4.000 rpm. Las prestaciones son aún mayores con el motor Lambda II V6 de 3,3 l biturbo, del que se esperan 365 CV a un régimen estimado de 6.000 rpm y un par máximo de 510 Nm desde 1.300 a 4.500 rpm.

El objetivo de Kia es pasar de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos y una velocidad máxima de 269 km/h con el V6 biturbo. El Stinger es la primera berlina de Kia disponible con tracción trasera o total. Cuenta con cinco modos de conducción: Personal, Eco, Sport, Comfort y Smart. La asistencia de la dirección también se puede ajustar mediante los cinco modos de conducción seleccionables.

También cuenta con múltiples sistemas avanzados de asistencia a la conducción (Advanced Driver Assistance Systems ADAS) trabajan coordinadamente para realzar la experiencia de conducción, como el sistema de alerta de la atención del conductor, asistencia en colisión frontal integrado con el de frenada de emergencia autónoma, control de crucero avanzado, mantenimiento de carril, tráfico cruzado trasero,etc.

El Stinger llega al mercado con lo último en sistemas de infoentretenimiento, para cuidar la conectividad, el entretenimiento y la información del vehículo. La pantalla Head-Up Display (HUD), ajustable y en color, permite que el conductor vea reflejada en el parabrisas informaciones clave para la conducción, incluida la velocidad, las indicaciones del navegador, los ajustes del audio, el control de crucero y la información del detector de vehículos en el ángulo muerto (Blind Spot Detection). Sobre la consola central hay una superficie para la carga sin cable de un smartphone, la conexión de manos libres Bluetooth es equipamiento de serie y muchos otros subsistemas del vehículo se pueden manejar con los mandos del volante. Además, cuenta con un sistema de audio de alta calidad.

Vídeos relacionados

Comenta esta noticia



";