23 de abril de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MartÍN BEAUMONT

El pasado del autor del tiroteo de París pone a las autoridades contra la pared

Ciudadano galo de 39 años antes de matar a sangre fría a un agente en los Campos Elíseos y herir a dos Karim era un viejo conocido de la Policía y según las cuentas debería estar en prisión.

Los investigadores han encontrado un fusil de calibre 12 milímetros, dos grandes cuchillos y un ejemplar del Corán en el coche del autor del atentado de este jueves en los Campos Elíseos, según fuentes judiciales citadas por la cadena France Info.

El sospechoso, al que se ha identificado como el ciudadano francés Karim C. de 39 años y responsable de otros ataques contra policías, llegó poco antes de las 21.00 horas a los Campos Elíseos a bordo de un vehículo y, tras bajar del mismo, abrió fuego contra un coche patrulla, matando a un agente.

A continuación, mientras huía, disparó e hirió a otros dos agentes y una turista alemana antes de ser abatido por las fuerzas de seguridad. Uno de los dos agentes heridos ya ha sido dado de alta, mientras que la turista alemana va a ser intervenida.

Su identificación fue posible gracias al carné que llevaba consigo como propietario del vehículo. Tras ello, se llevó a cabo un registro en una vivienda en Chelles, en Sena y Marne, donde residía. Aquí, según Le Parisien, los investigadores encontraron "elementos de radicalización", entre ellos material salafista.

Según ha podido saber Le Figaro, Karim C. había disparado contra dos hermanos, uno de ellos un cadete de Policía, tras un accidente de tráfico en 2001. Ya entonces era conocido por las fuerzas de seguridad por delitos menores.

Tras su arresto, consiguió arrebatar su arma a otro agente tan solo dos días después mientras estaba bajo custodia, hiriéndole de gravedad. Como consecuencia de ello, Karim C. fue condenado en 2003 a 20 años de cárcel, por tres tentativas de homicidio voluntario, pena que quedó reducida en 2005 a 15 años. Por el momento se desconoce en qué momento salió en libertad.

Para más "inri", de acuerdo con el diario Le Parisien, el sospechoso había sido detenido el pasado 23 de febrero por haber expresado su intención de matar a policías, pero, a falta de pruebas suficientes, fue puesto en libertad apenas 24 horas después.

Además, el periódico ha desvelado que Karim C. era objeto de seguimiento por un juez de aplicación de penas pero no cumplía con sus obligaciones y había dejado de comparecer ante el magistrado.

Vídeos relacionados

Noticias relacionadas

Comenta esta noticia



";