18 de agosto de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT     ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

Te explicamos por qué la cerveza, con moderación, es buena para la salud

Esta bebida fermentada de baja graduación compuesta por agua, cebada y lúpulo puede tener un papel preventivo en algunas enfermedades y aportar beneficios a nuestro organismo

 

Contiene nutrientes que hacen que pueda incluirse en una dieta mediterránea y es fuente de agua para el organismo, siempre y cuando su consumo entre dentro de lo que los expertos consideran que es moderado. La pregunta es ¿ qué se considera un consumo moderado?. Según diversos estudios una ingesta razonable estaría en tres cañas diarias en el caso de los hombres y dos cañas diarias para las mujeres

Vamos ahora con los beneficios de esta bebida: el primero está en su contenido en vitaminas del grupo B, en especial ácido fólico; minerales como el magnesio y el calcio; o la fibra y los antioxidantes. Según los expertos, el consumo de cerveza previene el infarto al evitar la oxidación de las células y aumentar el colesterol bueno. Así mismo, cuenta con ingredientes como el silicio que promueve la densidad ósea o los fitoestrógenos, asociados a la mejora de los síntomas de a menopausia o de la prevención de la osteoporosis.

El silicio contenido en esta bebida puede estar asociado con la protección de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer, además consta de más de 2.000 componentes que hacen que tenga propiedades antioxidantes. Por otro lado, hay estudios que demuestran que influye en la prevención y el control de la diabetes y que puede favorecer la hidratación y que esta sea más rápida y efectiva de manera que el deportista tenga menos dolores musculares.

Por último, y al contrario de lo que solemos creer, la cerveza tiene bajo contenido calórico (una caña de 200 ml equivale a 90 kcal y si es sin alcohol la cifra se reduce a una media de 34 kcal/200ml) y posee la suficiente calidad de nutrientes como para poder incluirse dentro de una alimentación saludable y se integre en la dieta mediterránea

 
Comenta esta noticia