18 de agosto de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Hyundai i20 se estrena en el Desierto de los Niños

El pequeño crossover coreano ha sido uno de los vehículos que ha ayudado a la marca a llevar a Marruecos un año más grandes dosis de ilusión en una iniciativa solidaria que siempre triunfa.

Hay proyectos con alma que es un placer ver como se repiten año tras año, y sin duda el Desierto de los Niños es uno de ellos. Esta aventura solidaria celebra este año su edición número 13, y lo ha hecho llevando de nuevo a Marruecos una iniciativa de gran calado humanitario de la mano de Nacho Salvador y Hyundai España. La caravana este año registraba un nuevo récord de participación, y ha estado compuesta por un total de 62 vehículos (61 coches más el Camión Solidario), en los que han viajado un total de 209 personas.

Al frente de esta multitudinaria caravana estaban una vez más los Hyundai de la organización, con el i20 Active, el pequeño crossover de la marca coreana, que ha hecho su debut en el evento. Además del desenfadado urbano han viajado a Marruecos varias unidades de Santa Fe y del Tucson, además de una furgoneta H1, que es la encargada de transportar a los ópticos de la Fundación Alain Afflelou. Todos los coches  equipados con neumáticos mixtos del fabricante coreano Kumho.

Durante esta decimotercera edición se visitarán tres poblaciones en las que se ha iniciado la construcción de varias guarderías que estarán finalizadas para su inauguración durante El Desierto de los Niños de 2018. Al mismo tiempo, los siete voluntarios de la Fundación Alain Afflelou viajarán con la caravana El Desierto de los Niños, para revisar la vista a casi 700 personas. Si fuera necesaria la utilización de gafas por parte de alguna de las personas a las que se les ha realizado una graduación, Alain Afflelou las fabricará para que sean entregadas en los meses posteriores al viaje.

Por otra parte, de cara a mejorar la seguridad de los niños de la zonaKumho ha fabricado 2.000 bandas reflectantes para que se repartan entre los niños, que tienen que recorrer largas distancias para acudir a sus colegios por carreteras sin arcenes y sin ningún tipo de iluminación. Las bandas reflectantes están diseñadas para colocarse en muñecas o tobillos, lo que aumenta la visibilidad de quien las lleva.

Para Leopoldo SatrusteguiDirector General de Hyundai, “Apoyar esta aventura solidaria desde sus inicios demuestra el compromiso que tenemos en Hyundai por devolver a la sociedad lo que esta nos ha dado en todos estos años”. Asimismo declaró que “Sirve también como gran banco de pruebas para demostrar la gran capacidad de nuestros vehículos a la hora de enfrentarse a situaciones y terrenos complicados”.

Comenta esta noticia