25 de septiembre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT     ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

¡Definitivo!: si sigues estos consejos adelgazarás sí o sí

A menudo nuestra mente, las modas y los horarios se alían para hacernos engordar. ¡Te enseñamos cómo desactivarlos!

1.- Evita picar productos que vengan en paquetes opacos.

Está demostrado que ver la cantidad que comemos de un paquete de patatas, por ejemplo, nos ayuda a ser más comedidos. Los envases opacos no nos permiten calcular si solo llevamos un poquito o si nos hemos zampado medio paquete.

 

2.- No todo el ejercicio vale

Nunca te empeñes en hacer un deporte que no te divierte o en practicar un ejercicio que odias. Si no te gusta correr, no lo hagas por muy de moda que esté: tu mente estará centrada en el sufrimiento que te provoca más que en el propio ejercicio, eso sin contar con que es muy probable que termines abandonando, lo que te provocará un estado de frustración que, a su vez, aumentará tu ansiedad.

 

3.- Metas realistas

Pasito a pasito: los pequeños logros y los resultados a corto plazo son gratificantes y te darán fuerza para alcanzar los siguientes. No te propongas perder 15 kilos; proponte perder medio, y cuando lo consigas ¡a por otro medio! 

 

5.- Duerme

Dormir menos de ocho horas al día engorda. Como lo oyes. Y no solo porque mientras duermes no comes, que también. Según un estudio de la Universidad de Stanford (EE UU), las personas que no duermen lo suficiente  producen mayores niveles de grelina y descenso en los de leptina. Esto provoca aumento del apetito, especialmente de alimentos hipercalóricos y ricos en hidratos de carbono, para intentar sustituir la energía que no recuperan durmiendo

 

6.- Dí no al azúcar

Lo primero a lo que recurre nuestro metabolismo para conseguir energía es al azúcar. Cuanto más consumas menos grasa quemarás. Así de simple. Y mucho cuidado, porque hay decenas de alimentos que llevan cantidades ingentes de azúcar aunque no lo parezca. Lee siempre las etiquetas. 

 

7.- Come de todo pero en plato de postre

Se cuenta que Liz Taylor utilizó este truco psicológico durante toda su vida. La visión de un plato con una ración muy pequeña nos aumentará las ganas de comer; ¿la solución? : reducir el tamaño del plato ¡y llenarlo!

 

8.- Doce y doce

Según los expertos del Instuto Salk de estudios biológicos de EE.UU, hacer todas las comidas en una franja de 12 horas, y ayunar durante otras doce, nos ayudará a perder peso. Si desayunas a las 9 de la mañana deberás terminar de cenar a las 9 de la noche y no volver a probar la comida hasta las 9 de la mañana del día siguiente.

 

Comenta esta noticia