20 de agosto de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Sánchez más radical se ofrece a Iglesias para boicotear la gestión de Rajoy

Pedro Sánchez, este domingo, en la clausura del 39 Congreso Federal.

Pedro Sánchez, este domingo, en la clausura del 39 Congreso Federal.

El discurso de clausura del 39 Congreso Federal ha supuesto una enmienda a la totalidad al último año socialista. El nuevo líder está dispuesto a radicalizar el partido como nunca antes.

Tres fechas van a marcar, sin duda, la carrera política de Pedro Sánchez. El 26 de julio de 2014, cuando fue aclamado secretario general del PSOE tras ganar las primarias a Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias; el 1 de octubre de 2016, cuando fue defenestrado del cargo tras el golpe de mano de los barones; y este domingo 18 de junio, cuando recuperó la Secretaría General, aclamado por más de 6.000 militantes socialistas.

Y es que lo que Sánchez hizo este domingo en el recinto ferial de IFEMA fue una auténtica demostración de fuerza. Y un homenaje a quienes, en realidad, le han devuelto al cargo. Por que por el pabellón en el que fue entronizado -el mismo en el que Susana Díaz hizo la puesta de largo de su candidatura-, no hubo nadie del viejo PSOE.

Ninguno de los anteriores secretarios generales, ni González, ni Almunia, ni Zapatero, ni Rubalcaba; ni la presidenta andaluza, ni la mayoría de los barones regionales. Así sale el PSOE del cónclave de este fin de semana.

Sánchez ha llevado a su ejecutiva a ocho dirigentes del PSOE andaluz. Todos son críticos con Susana Díaz

Sánchez llegó a su mitin después de que, a escasos metros, el Plenario del 39 Congreso Federal diera el visto bueno a la nueva ejecutiva con el 70,5% de los votos, formada por 49 miembros y con Patxi López como único "integrado". Baste un dato, en la dirección hay ocho dirigentes del socialismo andaluz, todos críticos con Susana Díaz. El nuevo Comité Federal salió aprobado con el 70% de los votos.

Los miembros de la nueva dirección fueron aclamados, a ritmo de Gun N' Roses, por los cerca de 8.000 asistentes a la clausura del congreso. Patxi López se llevó la ovación más sonora.

 

En su discurso final, Sánchez  avaló el nacimiento del nuevo PSOE como el "PSOE de siempre" y definió a su nueva ejecutiva como "plural, intergeneracional, paritaria y diversa".

"Con mas democracia vamos a construir un nuevo PSOE", dijo, antes de ponerse al servicio de aquellos que protagonizaron el 15-M y que clamaron el "no nos representan".  "Hoy hemos puesto al PSOE rumbo a La Moncloa", enfatizó. 

"Aquí está la izquierda", insistió como hilo conductor de su mensaje político. "Por que somos la izquierda de gobierno, nosotros no miramos a la derecha ni de lado ni desde abajo, la miramos de frente". "Nuestro objetivo es derrotar a la derecha", recalcó.

Anuncia en el Congreso una coordinación permanente con "las fuerzas del cambio" para boicotear la acción del Gobierno

En este sentido, denunció los "vetos" y anunció que su partido está ya "dispuesto a hablar con todas las fuerzas del cambio" creando para ello un "espacio de coordinación parlamentaria" con Ciudadanos y Podemos "para empezar a desmantelar la acción del Gobierno".

"Nuestro enemigo -enfatizó- son todos aquellos que atacan la Constitución con sus políticas, y eso lo hace este Gobierno. Este Gobierno corrompe todo lo que toca".

Sánchez hizo un encendido alegato contra la gestión de Rajoy, los recortes, la corrupción y la desigualdad social. Y propuso derogar las reformas del Ejecutivo, establecer una renta básica, incrementar el salario mínimo y cambiar el modelo productivo. "Soluciones justas contra decisiones injustas de un partido corrupto que solo ha traído desigualdades a éste país", recalcó, ante un auditorio entregado a su discurso más radical.

Sobre el desafío independentista, Sánchez dijo estar "a favor de España y del catalanismo" y anunció que el PSOE estará "enfrente" de quién quiera segregar el país. "Frente al neocentralismo y el independentismo se abre un amplio espacio de diálogo, a ambos lados del Ebro. Ese espacio es el que queremos abrir el PSC y el PSOE".

Por eso defendió el concepto de "plurinacionalidad" que ha alumbrado este 39 Congreso Federal con notables recelos de un importante sector del partido. "Un modelo que dé cauce, con la lealtad de todos, a que Cataluña encuentre su sitio", apostilló.

El ya coronado líder del PSOE, que puso en pie al auditorio al recordar a la fallecida Carme Chacón, concluyó con una orden tajante a los suyos: "Hemos dicho izquierda, hagamos izquierda. Hemos dicho cambio, cambiemos y pongamos rumbo a La Moncloa". Y dicho esto, atronó La Internacional coreada puño en alto. Este es el nuevo PSOE de Pedro Sánchez.

 

 

 

Comenta esta noticia