24 de septiembre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MartÍN BEAUMONT     ADJUNTO AL DIRECTOR SAÚL ORTIZ

La difícil, dolorosa pero necesaria decisión de la Infanta Cristina

La Infanta Cristina ante su decisión más complicada

La Infanta Cristina ante su decisión más complicada

Quedan pocos días para que la hija de los Reyes eméritos tome una importante decisión que afectará al resto de su familia, justo ahora que la sentencia definitiva está a punto de llegar...

El 5 de Septiembre es el día marcado por el calendario escolar francés para la reentré de sus alumnos. Es también para la Infanta Cristina una fecha límite. Para entonces tendrá que haber decidido si sus hijos Juan Valentín, Pablo Nicolás, Miguel y la pequeña Irene siguen inscritos en el École Internacional de Ginebra, donde continuaron su formación escolar después del “exilio” ¿voluntario? de la familia en Washington.

De lo que no hay duda es que el matrimonio Urdangarín pasa su verano más tenso, a la espera de esa sentencia, prevista para el 19 de octubre, que sentó a la Infanta Cristina en el banquillo por presunta su colaboración en los delitos cometidos por su marido, y lejos de todas especulaciones, lo cierto es que aunque aparentemente están pasando sus vacaciones por separado, la realidad es que la Infanta Cristina es la que ha retomado las riendas de la rutina familiar y es la que está organizando el próximo año de cara al más que previsible ingreso en prisión del patriarca.

Mientras que Iñaki Urdangarín las pasa en Bidart acompañado por su hermana y fiel escudera Ana, sus hijos, acudieron como todos los años a la llamada de la abuela materna Doña Sofía para disfrutar una semana de vacaciones con ella en el Palacio de Marivent , Palma de Mallorca, en un intento claro por parte de Doña Sofía que estos no olviden quienes son y de donde provienen y el peso de la historia que lleva el apellido Borbón.

La Infanta tiene la difícil decisión de por un lado de mantener al margen y proteger a sus hijos de los comentarios insidiosos a los que por su edad ya es difícil mantener ajenos sobre todo por el acceso que estos tienen al mundo de internet. Es por ello por lo que en un principio se habría ausentado junto al segundo de sus hijos para buscar un colegio fuera de Ginebra acorde a las necesidades de Pablo Nicolás, pero ¿qué ocurre con el resto de su prole? y sobre todo con la pequeña Irene que es la que más apegada está a sus hermanos y padres. Todo apunta a que podrían estar esperándoles en el Liceo Francés de Lisboa, más que probable nuevo destino laboral de la Infanta en la fundación del Aga Khan.

De momento el matrimonio, junto a sus hijos agotaran los últimos cinco días de verano en Bidart, tal y como se esperaba.

 

Comenta esta noticia