25 de mayo de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MartÍN BEAUMONT

La FIFA busca los supuestos paraísos fiscales de Blatter y Platini

Las críticas sobre la laxa sanción impuesta a los altos dirigentes del fútbol mundial dejan en evidencia el trabajo del Comité de Ética que no fue capaz de probar los delitos de corrupción.

El fútbol internacional está revolucionado desde que se conociera la suspensión impuesta por el Comité de Ética de la FIFA sobre el suizo Josep Blatter y el francés Michel Platini, expresidentes de la FIFA y la UEFA respectivamente. Una sanción de 8 años les impedirá participar en "toda actividad relacionada con el fútbol, administrativa, deportiva o de cualquier tipo", según el fallo hecho público la institución y que muchos, como el presidente de la Liga española, Javier Tebas, criticaron por "corto".

La acusación deportiva y la opinión pública pedían suspensión de por vida para ambos dirigentes pero el Comité de Ética la desestimó al no poder demostrar que cometieron un delito de corrupción. No hubo confesión por ninguna de las dos partes y las pruebas presentadas ante la cámara de decisión del Comité de Ética de la FIFA no fueron suficientes para concluir que el pago de dos millones de francos suizos que Blatter hizo en febrero de 2011 a Platini fuera del fruto de un soborno o chantaje. 

La defensa común presentada por los acusados explica que el 25 de agosto de 1999 se produjo un "acuerdo no escrito" entre ambos según el cual Blatter pagaría a Platini esa cantidad por el trabajo para la FIFA que efectuara en los tres años siguientes desde su oficina en París. Una afirmación que no convenció al tribunal pero que de momento tomará por buena a espensas de que pueda demostrar la existencia de cuentas en paraísos fiscales de los altos directivos de la FIFA

La condena que pesa actualmente sobre Blatter y Platini se refiere a "su conducta sin una base legal". La FIFA afirma que Blatter "no mostró una actitud ética, no aplicó las reglas y regulaciones de la FIFA y demostró una ejecución abusiva de su posición comopresidente" lo que supone violar el artículo 13 del Código Ético de la entidad sobre las normas de conducta "al no colocar primero los intereses de la FIFA".

Ofrecer y recibir, respectivamente, regalos y prebendas, conflicto de intereses y administración desleal son los cargos que se les atribuyen a ambos dirigentes que, además de la inhabilitación, tendán que pagar sendas multas, de 46.000 euros Blatter y de 74.000 euros, Platini.

La resolución de este caso coincide con la crisis más grave de la historia de la FIFA. La fiscalía general de Estados Unidos acusó de corrupción a más de 30 responsables del organismo del fútbol mundial en Norte y Centroamérica por sobornos millonarios en la venta de derechos de televisión y votos para designar las sedes de los Mundiales.  

 

 

Vídeos relacionados

Noticias relacionadas

Comenta esta noticia



";