21 de agosto de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los españoles gastamos en la cesta de la compra un 2% menos el año pasado

Los gastos anuales han experimentado un descenso por encima del 2% en 2016, ya que el impacto de las marcas blancas en el carro de la compra es cada vez mayor entre los consumidores.

El gran consumo concluyó 2016 con un descenso del 1,6% en volumen y del 1,2% en valor, debido al mayor gasto de los españoles fuera del hogar y a la búsqueda de alternativas más económicas para llenar la despensa de los hogares, según los datos ofrecidos por la consultora Kantar Worldpanel. Los hogares españoles gastaron una media de 4.086 euros, un 2,2% menos que en 2015.Mercadona lideró la gran distribución.

La incipiente recuperación económica ha propiciado un mayor consumo fuera del hogar y ha provocado que se realicen hasta 5,7 millones menos de ingestas dentro del hogar, especialmente al elevarse las comidas y cenas, los momentos principales de consumo. “Cuando estalló la crisis hubo un crecimiento importante en la demanda porque la primera medida de ahorro de los hogares fue quedarse en casa. Ahora que se ha recuperado el consumo y estamos fuera de la crisis, el sector está ajustándose a esta nueva situación”, ha explicado el consumer ingsights consulting director en Kantar Worldpanel, César Valencoso, que se ha mostrado optimista y prevé que en 2017 se “vuelva a los números verdes”.

El informe, además, destaca que antes de la crisis el consumidor aceptaba la inflación, mientras que ahora busca más alternativas para tratar de abaratar la cesta de la compra. De esta forma, Valencoso ha señalado que la distribución deberá “ofrecer productos que el consumidor quiera pagar”, porque la única vía de crecimiento del sector será en valor, ya que en volumen está estancado.

Otro de los factores que ha provocado la caída de las ventas del gran consumo se debe a la concienciación de las familias por el desperdicio alimentario. En 2016, los hogares redujeron un 6% el volumen de alimentos y bebidas tirados a la basura, lo que se traduce en 80 millones de kilos que los hogares han dejado de comprar de más.

Por otro lado, la marca de distribuidor o marca blanca se mantiene estancada por tercer año consecutivo, consolidando una etapa de crecimiento más lento, tras haber registrado crecimientos del 2,4% en 2008 y del 2,3% en 2010, coincidiendo con la crisis. “La marca blanca ha crecido solo dos décimas y lleva tres años parada”, ha reiterado Valencoso. El estudio de Kantar Worldpanel también muestra que casi se ha doblado el número de productos disponibles en el mercado desde 2001, pasando de los 85.481 de 2001 a los 147.155 en 2016, lo que supone un 72% más.

El gasto medio por hogar de productos de gran consumo en 2016 se ha situado en los 4.086 euros, lo que supone una caída del 2,2% respecto a 2015. Sin embargo, las regiones de la cornisa cantábrica han experimentado importantes crecimientos como Galicia (0,2%), Asturias (5,4%) o Navarra (2,7%), mientras que entre las que han caído más de la media figuran Extremadura (-5%), Castilla La Mancha (-3,5%) y Castilla y León (-3,7%).

Comenta esta noticia