28 de junio de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MartÍN BEAUMONT

Practicando sexo en la misma cama de la niña: el caso Nadia Nerea se recrudece

Cuando ya todos los atónitos españoles que asisten al espeluznante caso pensaban que no podía ser peor, vuelven a filtrarse datos del auto del magistrado que superan todos los límites.

Por si alguien pensaba que el caso de Nadia Nerea ya no podía ser más repugnante, tras conocerse las nuevas acusaciones contra los padres de la niña, el auto del juez lo deja claro: "En las imágenes visionadas por los investigaciones hay una menor de edad en la misma cama en la que se encuentran los padres manteniendo relaciones íntimas. Aunque es una menor con una enfermedad, es consciente de todo lo que está pasando en esa cama".

El magistrado asegura que las imágenes halladas en un pendrive del padre de la menor son "de inequívoco contenido sexual". Imágenes, que para el magistrado no cabe duda de que podrían ser constitutivas de varios delitos: elaboración y tenencia de pornografía infantil, así como exhibicionismo y provocación sexual.

Es decir, no solo habría imágenes de la niña desnuda. Para que se den los delitos de exhibicionismo y provocación sexual en necesaria la presencia de una adulto. Y en algunas de las fotografías, tal y como recoge el diario La Vanguardia, aparecería la pareja en actitud erótica junto a su hija.

Tras examinar el dispositivo informático, los agentes hallaron además de las fotografías con sus padres, primeros planos de las partes íntimas de la niña o imágenes de Nadia posando desnuda. Tras verlas el juez no ha dudado en considerar que este descubrimiento, más que una sospecha, es la constancia y evidencia de la participación del padre en los delitos de provocación y explotación sexual.

Lo que quiere averiguar ahora el magistrado, aparte de si existe más material sensible, es si los archivos pudieron ser compartidos o distribuidos a otros usuarios de pornografía.

Además el juez también quiere comprobar si los padres, ya cuando sabían que estaban bajo sospecha, pudieron destruir más contenido comprometedor. De hecho, según publica El Español, el pendrive donde aparecieron estas imágenes fue localizado en el Ford Mondeo con el que Fernando Blanco intentó huir a Francia. Es decir, el padre de Nadia habría intentando escapar precisamente con las fotografías que ahora le acorralan.

Vídeos relacionados

Noticias relacionadas

Comenta esta noticia



";