20 de septiembre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MartÍN BEAUMONT     ADJUNTO AL DIRECTOR SAÚL ORTIZ

Andrea Janeiro ya tiene las maletas hechas para huir de España

Andrea Janeiro junto a su abuela Carmen Bazán

Andrea Janeiro junto a su abuela Carmen Bazán

La hija Jesús y Belén cumplirá esta semana dieciocho años. Una fecha clave en su vida ya que se acaba la protección que recibía de los medios al ser menor de edad. La fama no le interesa.

Andrea Janeiro lo tiene claro, respeta a los medios pero no quiere formar parte de ese grupo de hijos de famosos que se ganan la vida accediendo a los medios. Acaba de cumplir los dieciocho y la prensa podrá fotografiarla a placer. La verdad es que existe un gran interés en ver su rostro sin píxeles de por medio. Sin embargo, a estas horas, la hija de Jesulín y Belén ya tiene la maleta hecha para huir de España y evitar así a la prensa. Sabe que quedarse en Madrid iba a ser un ir y venir de fotógrafos, cámaras y reporteros intentando inmortalizarla o conseguir sus primeras declaraciones. Así las cosas, se marcha a Gran Bretaña, donde ha revelado su madre que quiere estudiar para ser locutora de radio. Se supone que hará algún grado universitario relacionado con la comunicación y mirará de especializarse en esa parcela que tanto le gusta. La decisión ha sorprendido, pues hace un tiempo, Belén explicó que su deseo era estudiar criminología.

Los estudios de Andrea en el extranjero han provocado la enésima pelea entre sus padres. Si bien el diestro afirmó en su momento que estaba de acuerdo con costear la educación superior de su hija fuera de España, a la que ha llegado el momento se ha negado. Según ha trascendido, el diestro considera que no es necesario salir del país para obtener una buena formación y que la decisión de su hija es un gasto que no puede asumir. Así las cosas, será Belén quien cargue con todos los gastos que la elección de su niña conlleva. Realmente, Jesulín no deja de sorprender en relación a su hija mayor, por la que muy poco se ha interesado durante estos años. Por su parte, Andrea calla, observa, y llegado el momento, le dirá a su padre lo que lleva años guardando en su interior.

Muy centrada y madura para su edad, Belén ha reconocido que Andrea, en ocasiones, ha ejercido de madre con ella. Sobre todo, en los tiempos en que estaba enganchada a las drogas. Una época muy dolorosa para los íntimos de la rubia. Ella misma confesó que se pasaba el día encerrada en su habitación y no quería hablar con nadie. En su momento, pidió ayuda y hoy está limpia y con muchas ganas de volver a ser madre junto a Miguel, el hombre de su vida.

Andrea Janeiro es una joven de su tiempo. Le encanta las redes sociales y compartir su día a día. Cuando su madre estuvo en GHVIP, la apoyó con preciosos twits donde mostraba lo que siente hacia ella. En cuestiones de amores, su corazón ya tiene dueño. No obstante, no quiere ataduras. Desea formarse, ver mundo y disfrutar de la independencia que dan los dieciocho. Por su parte, Belén respira aliviada, su mayor temor era que se convirtiera en una “Chabelita”, tal y como confesó en una entrevista.

Comenta esta noticia