25 de julio de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MartÍN BEAUMONT

Opel Grandland X, el tercer miembro de la familia SUV

  • img

  • img

  • img

  • img

Tras el Mokka X y Crossland X, llega el tercer miembro de la familia SUV de Opel. El Grandland X es un nuevo SUV compacto dinámico, sobrio pero de líneas deportivas, para un mercado en auge.

El carácter deportivo se une al espíritu de la aventura: líneas modernas y dinámicas, un fresco aspecto off-road y una posición de los asientos elevada con buena visibilidad general típica de un SUV. El Opel Grandland X hará su estreno mundial en el Salón Internacional del Automóvil en Frankfurt, que se celebrará del 14 al 24 de septiembre de 2017. Es el segundo vehículo Opel de la etapa PSA, tras el Crossland-X.

Con 4,7 metros de largo de largo, 1,8 m de anchura y 1.6 m de altura, el Opel Grandland X es un SUV robusto. En la parte delantera la parrilla exhibe el Blitz de Opel.  Su vista lateral se hace eco de la combinación de la robustez y líneas deportivas. Los pasos de rueda ensanchados y el revestimiento protector en la parte inferior de la carrocería dan al Grandland X un toque de vehículo off-road real. Cuenta con faros LED con la característica forma de doble ala.

Su larga distancia entre ejes de 2.675 milímetros también asegura que el SUV de la clase compacta tenga generoso espacio para hasta cinco personas. Y el maletero con un volumen de carga de entre 514 hasta un máximo de 1.652 litros con los asientos abatidos, ofrece un amplio espacio para equipaje y equipamiento deportivo.

En el interior, el panel de instrumentos y la consola central con pantalla táctil están colocados y alineados horizontalmente con el conductor. La consola tiene tres filas de controles horizontales para un acceso rápido e intuitivo a las funciones multimedia, climatización y control del chasis. Los pasajeros también se benefician de la posición elevada de los asientos típica de un SUV, lo que facilita la entrada / salida y asegura una buena visibilidad.

En cuanto a conectividad, cuenta con la última generación de sistemas multimedia IntelliLink servicio Opel OnStar, que ahora incluye nuevas posibilidades como la reserva de habitaciones de hotel y la búsqueda de aparcamiento. Los smartphones pueden incluso cargarse de forma inalámbrica a través de la carga inductiva.

EL Grandland X viene equipado con una gran iluminación gracias a los Faros Delanteros Adaptivos (AFL) con tecnología LED. Funciones tales como luces en curva, asistencia de haz de carretera y nivelación automática garantizan una buena iluminación de la carretera.

El conductor tiene opción de elegir entre cinco modos de conducción. El sistema adapta entonces la distribución del par a las ruedas delanteras, permite el patinamiento de la rueda si es necesario, y con la transmisión automática ajusta los puntos de cambio así como la respuesta del acelerador. Esto asegura una mejor tracción y un comportamiento estable independientemente de si el Grandland X está circulando sobre nieve, barro, arena o superficies húmedas.

Vídeos relacionados

Comenta esta noticia