25 de mayo de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MartÍN BEAUMONT

Alsina pulveriza la imagen de Ramón Espinar destapando su ignorancia democrática

El partido morado ha intentado rentabilizar al máximo la Operación Lezo pero algunos dirigentes políticos de la izquierda se han venido arriba y han dejado al descubierto sus carencias.

Podemos no ha desaprovechado la oportunidad de intentar rentabilizar políticamente la Operación Lezo de la Guardia Civil, en busca de indicios de "pagos bajo cuerda o a Ignacio González directamente o al PP de Madrid a cambio de trato de favor en adjudicaciones y contratos públicos", dijo Carlos Alsina este viernes en su editorial del Más de Uno de Onda Cero.

Claro, que tal como recalcó Alsina, el registro en algunas compañías ha destapado la ignorancia democrática de algunos políticos: "El registro en la compañía Indra, por cierto, ha hecho hacer el ridículo a un par de dirigentes políticos: Alberto Garzón y Ramón Espinar. Que leen Indra y exclaman: ahí va, la empresa que cuenta los votos en las elecciones. Alerta, España, Garzón y Espinar (parlamentarios ambos) retozando en la charca de alimentar las sospechas sobre pucherazos electorales y otras hierbas". 

Y es que tal como les aclaró Alsina dejándoles en evidencia: "A ver, amigos. Indra, entre otros servicios, ofrece éste de ofrecer, en las jornadas electorales, los avances de resultados que difunde el gobierno de turno y reproducimos los medios. Pero ni Indra ni empresa alguna cuenta los votos de los ciudadanos. Se ve que ni Garzón ni Espinar han formado parte nunca de una mesa electoral. Ni se han molestado nunca en saber quién lee las papeletas que les convierten a ellos, por ejemplo, en diputados". 

En este punto, el locutor de Onda Cero llegó a dos conclusiones: "¿Hay diputados que no saben cómo se cuentan los votos que les hacen a ellos mismos diputados? Opción una, los hay. Legisladores que ignoran las leyes. Opción dos, no los hay, pero disfrutan confundiendo a la gente. Los votos de las urnas los cuenta la mesa electoral. Con su presidente, sus vocales y los supervisores de los partidos garantizando que el recuento se haga como debe. Y el escrutinio lo hace tres días después la Junta electoral correspondiente, con los documentos que aportan las mesas electoral y, de nuevo, con los apoderados de los partidos (incluidos los de Podemos) de cuerpo presente. Los apoderados, sí. Indra, no". 

Vídeos relacionados

Noticias relacionadas

Comenta esta noticia



";