Las mejores fotos de las vacaciones de Garzón: quién renuncia a esta gran vida

La postura del líder de IU sería más creíble si no tuviera como uno de sus referentes a la Bolivia de Evo Morales, único país del mundo en el que el trabajo infantil está legalizado.

¿Son las vacaciones anuales una obligación o un derecho? Seguramente es algo en lo que millones de trabajadores españoles a punto de iniciar su descanso estival no habían reparado hasta que a Alberto Garzón se le ocurrió llamar "indecente" a Cristina Cifuentes por quedarse en su despacho de la madrileña Puerta del Sol por tercer agosto consecutivo.

El gesto de la presidenta de la Comunidad de Madrid y la posterior reacción del líder de IU ha abierto un acalorado debate nacional en estos ya de por sí calurosos días de julio.

Un debate que el Estatuto de los Trabajadores no resuelve; puesto que el artículo 38, el que regula las vacaciones anuales, se limita a exponer en su primer punto: "El periodo de vacaciones anuales retribuidas, no sustituible por compensación económica, será el pactado en convenio colectivo o contrato individual. En ningún caso la duración será inferior a treinta días naturales".

El texto habla de periodo "no sustituible", pero en ningún sitio dice que sea irrenunciable. Además, como recuerda el economista Daniel Lacalle, los cargos públicos no se rigen por dicho Estatuto. 

Cifuentes tuvo que salir este jueves al paso y aclarar que ella jamás ha cuestionado ni cuestionará que las vacaciones son un derecho y una "conquista social" de los trabajadores. Ahora bien, reivindicó su derecho a renunciar a ellas.

Pero la pregunta es: "¿Han de dar los cargos públicos ejemplo tomándose unas semanas de descanso? Pregunta que también podría aplicarse, por ejemplo, a las mujeres de la esfera pública que después de dar a luz renuncian a sus 16 semanas de permiso de maternidad, o al menos en parte. De Soraya Sáenz de Santamaría a Susana Díaz.

La postura del líder de IU, respaldada por los sindicatos UGT y Comisiones Obreras en las últimas horas -algo lógico-, sería más creíble si su partido no tuviera como uno de sus referentes al gobierno de Evo Morales. Que preside el único país del mundo, Bolivia, en el que el trabajo infantil es legal desde los 14 años y "excepcionalmente" desde los 10.

En cualquier caso es de entender la preocupación que tiene Garzón por que no le toquen sus vacaciones, algo que ni Cifuentes ni nadie han planteado. No en vano en su cuenta de Instagram ha ido dejando constancia en los últimos veranos de lo mucho que disfruta de sus días de desconexión de la política. Ya sea en Málaga, su tierra natal, en Salamanca, en la Sierra de Gredos... No puede decirse que el líder de IU no sepa descansar "de Montoro", como dice en una de las fotografías.

Comenta esta noticia