23 de abril de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MartÍN BEAUMONT     ADJUNTO AL DIRECTOR SAÚL ORTIZ

A Rocío Carrasco le dan donde más le duele. Sus hijos se vengan de ella

Rocío Flores: Ahora hablo yo

Rocío Flores: Ahora hablo yo

Rocío Flores ya no puede más. Es mucho el dolor que lleva a cuestas. La demanda contra su padre la ha puesto en el disparadero. Lo tiene claro, va a consumar la venganza contra su madre

Rocío Carrasco está en el ojo del huracán desde que demandara, entre otras cosas, por alienación parental a Antonio David Flores. Este hecho ha desencadenado una serie de reacciones nada favorables para la celebrity. Aparte de sus acólitos, léase María Teresa y Terelu Campos, la mayoría no entiende el paso que ha dado. Creen que le ha faltado mano izquierda para capear con sus hijos. Todo hubiera sido mucho más fácil si hubiera mostrado otra actitud con Ro y Da.

Han sido varias las ocasiones en que familiares directos de la Carrasco han manifestado que se equivocaba en cuanto a sus hijos y que no les extrañaba lo sucedido. Uno de los que más claro ha hablado sobre este asunto es Amador Mohedano, quien, además añadió que su hermana miraba para otro lado en relación a algunas actitudes de su hija para no discutir con ella. En especial, sobre Fidel Albiac. A propósito del sevillano, el periodista Jesús Mariñas explicó en DEC que la artista había comentado a alguien de su entera confianza: “Yo tengo un cáncer y mi hija otro”.

Gloria Camila y Rocío Flores son, además de tía y sobrina, grandes amigas. Pues bien, la hija de Ortega Cano no solo va a Supervivientes a vivir la aventura, también a poner en su sitio a su hermana mayor y a quitarle la careta. Quiere que todos sepan cómo es y cómo se comporta. Todo esto lo sabe Ro. Ella y su tía lo hablaron antes del viaje a Honduras. En cierta forma, Rocío Flores siempre ha reclamado que alguien haga pública la realidad de la relación con su madre. Busca una venganza pública que ella no puede acometer porque el corazón se lo impide. Sin embargo, está harta de los ataques a su padre, de ver sufrir a su hermano y de su propio dolor.

La hija de Ortega Cano y Rocío Jurado ya ha disparado el primer misil contra su hermana. Así se dirigió a ella en un vídeo que dejaba entrever que no está dispuesta a callarse nada y que todos van a conocer cómo es cuando nadie la ve: “Solo tengo dos hermanos. Para mí, Rocío Carrasco no significa nada. No creo que sea una buena madre”. Ah, ah, ah, ah, en el amor todo es empezar.

Vídeos relacionados

Noticias relacionadas

Comenta esta noticia



";