21 de agosto de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Letizia estalla y frustra un encuentro entre el Rey Felipe y la Infanta Cristina

La Infanta Cristina, doña Letizia y Felipe VI, en una imagen de archivo.

La Infanta Cristina, doña Letizia y Felipe VI, en una imagen de archivo.

Quienes en el entorno de la Familia Real acusan a la Reina de ser la culpable del desencuentro familiar, tienen un motivo más al negarse ella a una cita con intenciones reconciliadoras.

Lo cuenta una fuente solvente, próxima a la Casa Real, a ESdiario. El Rey Felipe VI tenía previsto durante este fin de semana visitar de forma rigurosamente discreta a su hermana la Infanta Cristina y al esposo de esta, Iñaki Urdangarin, en su domicilio de Ginebra. De esta forma, siempre según apunta la misma fuente, el Rey intentaría zanjar, o por lo menos aliviar, las enormes discrepancias familiares existentes en la actualidad y mantener un encuentro con su hermana por primera vez en prácticamente año y medio.

Felipe VI habría escuchado así los consejos “reales” -tanto de su padre, Don Juan Carlos como fundamentalmente de su madre, una Reina Sofía muy “disgustada” con la ruptura familiar- que animaban al Rey a encontrarse con su hermana para limar asperezas e intentar al menos normalizar sus relaciones. Felipe de Borbón accedía así al deseo de sus progenitores y prometía “arreglar” un encuentro, tal y como explican a ESdiario las mismas fuentes.

De esta manera, y una vez consultadas las agendas, se habría dispuesto que la cita entre hermanos se produciría durante un fin de semana. Y éste era el marcado en rojo en el calendario. El “puente” del Día del Padre se antojaba ideal para el encuentro. Por este motivo, la Agenda oficial de los Reyes se había liberado por completo. De hecho, aún permanece ausente de actos hasta al próximo martes 21, día en el que el Rey recibe en Audiencia, en el Palacio de la Zarzuela, a la Comisión Ejecutiva de la Confederación Española de Jóvenes Empresarios.

La Casa Real liberaba así al Monarca que tenía previsto viajar hasta Suiza este pasado viernes 17. Al menos así lo argumenta a ESdiario la fuente citada, que además especifica que Felipe VI tenía pensado viajar con doña Letizia y sus hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía. Una reunión familiar en toda regla, con el fin último de la reconciliación entre hermanos, cuñados y también de un reencuentro entre primos, pasado unos días de recogimiento familiar salpicado con la práctica del esquí.

Sin embargo,finalmente esa familiar y reconciliadora cita no se va a producir por q la expresa y tajante negativa de Letizia. Así lo asegura esta fuente cercana a la Casa Real quien añade que el desagrado de la actual Reina fue “mayúsculo” al tener noticia de los “planes tan avanzados” que tenía Felipe VI para visitar a la Infanta Cristina, sin apenas haber sido consultada. A tal extremo llegó el enfado de doña Letizia que finalmente ha derivado en una rotunda negativa a participar en el citado encuentro familiar.

El enfado de doña Letizia

La oposición de la Reina, mezclado con el enojo con su marido que ha derivado en una riña matrimonial, han terminado por dar al traste con los planes y abortar el esperado reencuentro familiar para disgusto de los Reyes eméritos y también de la otra hermana, la Infanta Elena muy contrariada con el distanciamiento familiar del que culpa a doña Letizia.

La misma fuente no descarta a ESdiario, aunque añade que es “altamente improbable”, que sea finalmente el Rey quien se desplace hasta el domicilio suizo de Cristina de Borbón para reunirse a solas con ella. Sería su reencuentro tras muchos meses sin dirigirse la palabra y el primer cara a cara tras conocerse la absolución penal de la Infanta en el llamado caso Nóos, un banquillo de los acusados que no sólo le ha costado las relaciones con su hermano sino que también le ha despojado de su ducado y le ha sacado de la Familia Real.

El deseado encuentro entre hermanos tendrá que esperar mientras aumenta la leyenda de “cuñada mala” de la Reina Letizia.

Comenta esta noticia