26 de marzo de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MartÍN BEAUMONT

Europa tiembla ante el sprint final del ultraderechista Geert Vilders en Holanda

El primer ministro Mark Rutte y el candidato islamófobo, Geert Wilders. Están empatados en las encuestas.

El primer ministro Mark Rutte y el candidato islamófobo, Geert Wilders. Están empatados en las encuestas.

Los sondeos vaticinan un empate técnico este miércoles entre el primer ministro Mark Rutte y el candidato islamófobo y populista, aupado en las últimas horas por la “guerra” con Turquía.

Según la mayoría de los analistas, Europa se juega este miércoles en Holanda nada más y nada menos que su supervivencia como estructura supranacional. Un triunfo del populista e islamófobo Geert Vilders, que las últimas encuestas no descartan, supondría el golpe definitivo a una Unión Europea herida de gravedad tras el Brexit y el inminente inicio de las negociaciones para la desconexión del Reino Unido de Bruselas.

Los sondeos, que favorecían ligeramente al actual primer ministro, Mark Rutte-liberal conservador y convencido europeísta-, se han dado la vuelta en las últimas horas tras un grave incidente diplomático entre Holanda y Turquía.

Y es que el Gobierno de Rutte prohibió este sábado la entrada en el país de dos ministros de Erdogan que iban a protagonizar un mitin para los turcos que residen en Holanda y de cara al referéndum con el que el premier turco pretende aumentar sus poderes constitucionales.

La crisis diplomática se desencadenó después de que el Gobierno de Amsterdam revocara el permiso para el aterrizaje del avión del ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, porque consideró que su visita amenazaba la seguridad y el orden público.

Más tarde, las autoridades impidieron también a la ministra de Familia y Bienestar Social turca, Fatma Betül Sayan Kaya, acceder al consulado de Róterdam, adonde había llegado por carretera desde Alemania y posteriormente fue escoltada de vuelta a territorio germano. La concentración ante el consulado de cientos de turcos fue disuelta violentamente por la Policía.

Tanto Cavusoglu como Kaya pretendían reunirse con representantes de la numerosa comunidad turca de Países Bajos, muchos de los cuales tienen doble nacionalidad, para recabar su apoyo a las enmiendas constitucionales que se someterán al referéndum en Turquía el 16 de abril.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha acusado a Rutte de actuar con "remanentes nazis y fascistas", pero el primer ministro neerlandés ha respondido que se trata de afirmaciones "dementes" y "fuera de lugar".

A pocas horas de los comicios, la incertidumbre es máxima. Las encuestas pronostican un resultado muy igualado, con las listas del primer ministro, Mark Rutte, de centro-derecha, y el xenófobo Geert Wilders disputándose el primer puesto. Su debate televisado de este lunes no ha inclinado la balanza.

Ninguna de ellas alcanzaría, en cualquier caso, más de 25 escaños, lo que situaría a Holanda en un escenario de enorme inestabilidad. 

En tercera posición aparecen los democristianos, pero a muy poca distancia, cerca de los 22 escaños. Los sondeos reflejan igualmente el desplome de los socialdemócratas, con el Partido Laborista cayendo hasta el suelo de los 9 escaños, y el auge de los ecoizquierdistas, que llegarían hasta los 20. 

Vídeos relacionados

Noticias relacionadas

Comenta esta noticia



";