• 28 de agosto de 2016 | DIRECTOR ANTONIO MartÍN BEAUMONT

    Una denuncia por acoso destruye la imagen feminista de Podemos

    Breogán Riobóo (en el centro) está en la picota por la situación de Podemos en Galicia, denuncia por acoso incluida.

    Breogán Riobóo (en el centro) está en la picota por la situación de Podemos en Galicia, denuncia por acoso incluida.

    El caso por “bullying político” contra varias mujeres en Galicia ha sacudido el partido morado, al que acusan de no haber actuado en un asunto que puede salpicar a dos diputados.

    La grave situación interna que atraviesa Podemos en Galicia dio el martes un paso más con la dimisión de Noemí Martínez como presidenta de la Comisión de Garantías del partido morado. Una salida que, sin embargo, desde la asociación Ve-la luz, que lucha contra la violencia de género, atribuyen a un intento de huir de responsabilidades ante los casos de acoso dentro de la formación que fueron denunciados el pasado 25 de enero ante la Fiscalía General del Estado en lo que denominan "bullying político"

    "Las personas que están dimitiendo intentaron frenar que los expedientes sobre los casos se tramitaran. Noemí Martínez votó en contra de su tramitación", asegura a ESdiario Gloria Vázquez, presidenta de la asociación, que denuncia el trato dado por Podemos a quienes protestaron contra el acoso en sus filas señalando incluso al secretario general en Galicia, Breogán Riobóo, y a dos diputados de En Marea como Ángela Rodríguez, exresponsable de Coordinación e Igualdad, y Antón González, exsecretario político. 

    La desbandada de cargos en Podemos Galicia tendría relación con los casos de acoso.

    La denuncia presentada por Ve-la luz señala diez casos de acoso -aunque habría muchos más- a mujeres que incluyeron insultos, vejaciones y difamaciones por parte de un directivo del partido, José Miguel Diéguez, (ahora fuera de Podemos) al que se apunta como encargado de llevar a cabo una labor de zapa que explotó en noviembre de 2014, cuando comenzaron a llegar las primeras denuncias internas sobre esta situación. 

    Entre las afectadas se encuentra Ana Sánchez, que intentó competir por la Secretaría General del partido con Riobóo, candidato ligado a la lista oficialista vinculada a Pablo Iglesias, Claro Que Podemos, según ha señalado Interviú sobre una cuestión acerca de la que Podemos guarda silencio. 

    A la espera de que la Fiscalía valore si mueve ficha o archiva la denuncia, Vázquez reconoce que cuando algunas de las afectadas se acercaron a Ve-la luz y decidió hacer gestiones ante Podemos para que tomasen medidas, "nadie quería saber nada del tema". 

    "Lo que les pedimos es que se disculparan, que se depuraran responsabilidades a través de una comisión de investigación y la elaboración de un protocolo de actuación para casos similares. Se negaron rotundamente", explica Vázquez, que sin embargo sí se topó con una campaña de ataques de sectores feministas vinculados a Podemos y de simpatizantes del partido morado.

    Ve-la luz cree que Podemos omitió su deber de auxiliar a las mujeres que habrían sido acosadas

    "Intentamos solucionar el asunto por las buenas. Y hasta decidimos no publicitarlo en diciembre, cuando le podía haber causado problemas a Podemos en la campaña electoral, para que no nos acusaran de tener intereses políticos. Al toparnos con ese muro decidimos ir a la Fiscalía y entre la documentación que entregamos se encuentra un informe de la Comisión de Garantías donde se reconocen hechos contrarios a los estatutos", afirma la presidenta de Ve-la luz. 

    Pero no se queda ahí. Vázquez se muestra indignada porque precisamente Podemos haya demostrado ese desprecio al acoso a las mujeres. "Me esperaba otro tipo de comportamiento. Un partido político tiene que tener una actitud impoluta en asuntos así, y más si abanderas una presunta regeneración y un presunto cambio. Tenían el deber de comunicar lo sucedido a la Fiscalía y han omitido dar auxilio a estas mujeres. Algunas de ellas padecen secuelas por esa situación". 

    Una denuncia que contrasta con los discursos oficiales de líderes políticos de Podemos como Pablo Iglesias o Iñigo Errejón, que en varias ocasiones han mostrado su repulsa hacia la violencia machista.  

    Noticias relacionadas

    Comenta esta noticia