• 03 de diciembre de 2016 | DIRECTOR ANTONIO MartÍN BEAUMONT

    La última golfería de Cándido Méndez para tapar la corrupción de UGT

    Cándido Méndez deja el liderazgo de UGT después de 22 años.

    Cándido Méndez deja el liderazgo de UGT después de 22 años.

    Abandona el cargo después de 22 años -ahora dice que demasiados- y con la imagen de la Unión General de Trabajadores por los suelos. Aún le ha dado tiempo a prestar un último “servicio”.

    Desde su atalaya de UGT Cándido Méndez ha conocido tres papas, dos reyes de España y cuatro presidentes del Gobierno. Casi 22 años dan para mucho, aunque ahora que tocan a su fin le parezcan demasiados: "Hay veces que uno no sabe bien cuando irse. Un periodo tan prolongado no es bueno para las personas ni para las organizaciones", afirma en una entrevista en El País.

    Y mientras los tres aspirantes a sucederle en el 42 Congreso Confederal que arranca este miércoles debatían hoy en la SER sobre el futuro -incierto- del sindicato, se conocía el último servicio de Méndez. O mejor dicho: su última golfería. 

    UGT ha pedido en el Juzgado de Instrucción 9 de Sevilla cuatro años de cárcel para su extrabajador R.M.C. por un delito de revelación de secretos. Él y Laureano Conde (cesado en diciembre de 2013 por borrar más de 1.700 ficheros informáticos) fueron los dos empleados de UGT Andalucía que destaparon la trama de financiación irregular, falsificación de facturas y desmanes contables del sindicato. Como las comilonas en la Feria de Abril. 

    El sindicato acusa a R.M.C., que según El Mundo trabajó en el área de compras del sindicato como administrativo entre el 5 de diciembre de 2008 hasta el 30 de noviembre de 2012, de haber copiado 22.500 ficheros con información contable confidencial. Y él se pregunta si ésta es la justicia de UGT, que pide cárcel para quien intentó destapar un fraude. No esperaba un premio de su exsindicato, pero desde luego tampoco esto. 

    Lo curioso es que en paralelo Méndez presume en el diario de Prisa de la rapidez con la que ha actuado su sindicato ante escándalos como los cursos de formación en Andalucía, las tarjetas black de Caja Madrid, la participación de sindicalistas en consejos de administración de cajas saqueadas y la caída del histórico José Ángel Fernández Villa.

    "En UGT ninguna de las personas afectadas por esas situaciones ha seguido. Antes de que se haya producido una imputación, ya no estaban en la dirección", afirma sacando pecho.

    Entretanto sus posibles sustitutos, Josep María Álvarez, líder de UGT Cataluña, Miguel Ángel Cilleros y Gustavo Santana, de UGT Canarias, ponían paños calientes a los escándalos internos en la SER. De hecho Cilleros señaló que al Congreso Confederal hay que ir "ya llorado" porque "el duelo" ya ha pasado. Que se lo diga a los trabajadores, que mayoritariamente han dejado de confiar en los sindicatos.

    Vídeos relacionados

    Noticias relacionadas

    Comenta esta noticia



    ";