20 de septiembre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Clamor ante el boicot de Ribó al religioso y más querido acto fallero

Ximo Puig y Mónica Oltra (de fallera) durante la Ofrenda del pasado año.

Ximo Puig y Mónica Oltra (de fallera) durante la Ofrenda del pasado año.

Surrealista. El Ayuntamiento había organizado conciertos musicales para deslucir el homenaje floral a la Virgen. La indignación provoca la rectificación municipal y lío en el tripartito.

El presidente de la gestora del PP de Valencia ciudad, Luis Santamaría, ha lamentado el "carácter autoritario y sectario" que está manteniendo el Gobierno municipal esta legislatura. El último capítulo por golpear a las tradiciones más arraigadas en la ciudad ha sido "el intento de Joan Ribó de deslucir la Ofrenda a la Virgen de los Desamparados con la celebración de conciertos musicales que han sido suspendidos por diversas irregularidades".
 
Santamaría ha criticado que el alcalde haya sido "cómplice" del concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, en la organización de tres conciertos musicales junto a la Falla municipal "sin contar con el consenso previo y despreciando el programa oficial de actos". Denuncia que se anunciarán de forma "caprichosa y sin recabar antes los permisos correspondientes e informar a la Junta de Protección Civil en días con tanta afluencia de visitantes".
 
Esta tentativa por "entorpecer la Ofrenda" coincide en el tiempo con las "pintadas en la fachada de la Catedral de Valencia" ante las que el Consistorio ha reaccionado "tarde y de manera tibia". Santamaría ha considerado que estamos en una "espiral continua de merma de las tradiciones y ataques sin sentido como ya sucedió recientemente con el toque de campanas en la ciudad".

El último capítulo por golpear a las tradiciones más arraigadas ha sido el intento de Joan Ribó de deslucir la Ofrenda a la Virgen de los Desamparados 

Además, ha analizado que la suspensión de los tres conciertos previstos por Fuset para la jornada de ayer, hoy y mañana (por el sábado), "ha llegado por parte de la Concejalía de Protección Ciudadana que está en manos del PSPV y que demuestra el mal momento que atraviesan sus relaciones con Compromís en el Ayuntamiento". No obstante, Luis Santamaría se ha felicitado por esta decisión que "contribuye a respetar una de las tradiciones más arraigadas en las fiestas josefinas como es la Ofrenda (también afectaba a la entrega de Premios a las Fallas Infantiles) y garantiza la seguridad en el transcurso de la misma".
 
Santamaría también ha criticado el "perjuicio" a los tres grupos musicales que habían previsto su actuación –la Habitación Roja, Smoking Souls y Tórtel– que "ya habían ultimado su trabajo para actuar sin saber que la propuesta carecía del más mínimo respaldo de los técnicos municipales y los expertos en seguridad".
 
Por último, Luis Santamaría ha instado al alcalde a que "tome medidas" para que concejales como Fuset no sigan "improvisando" con sus decisiones porque "gobernar es algo más serio y supone respetar la legalidad y los acuerdos en materia de seguridad".

Comenta esta noticia