Podemos y Més preparan una encerrona al Rey Felipe como "bienvenida" a Marivent

Los Reyes y sus hijas en Marivent el verano pasado.

Los Reyes y sus hijas en Marivent el verano pasado.

El presidente del Parlamento balear es un republicano radical que disfruta insultando al Monarca; el nuevo alcalde de Palma ha retirado su retrato. Menudo verano le espera a Don Felipe.

Felipe VI aún no ha llegado a Marivent y las autoridades locales ya le están amargando el verano. 

La polémica ha saltado en Palma de Mallorca a cuenta de la primera decisión del nuevo alcalde, Antoni Noguera, del partido nacionalista mallorquín Més, que nada más tomar posesión de su cargo ha decidido retirar la fotografía del Rey de su despacho.

¿Cuál ha colocado en su lugar? Uno del último alcalde de la II República, Emili Darder, fusilado en 1937 por el bando de los nacionales.

El alcalde de Palma de Mallorca en su despacho, en una foto publicada por El Mundo

 

La cuestión no pasaría de anecdótica -no es el primer regidor que retira el retrato del Monarca para mostrar al mundo su republicanismo- de no ser porque puede convertirse en el aperitivo de lo que les espera a los Reyes este verano en Palma.

Don Felipe suele comenzar su descanso estival con una audiencia con los altos cargos locales, con la presidenta balear, Francina Armengol, a la cabeza. Pero se da la circunstancia de que este año por primera vez no se sabe qué hará la segunda autoridad de las islas y presidente del Parlamento balear, Balti Picornell.

Picornell, de Podemos, defiende un republicanismo radical y antes de ser presidente del Parlamento balear en las redes sociales se había distinguido por sus furibundos ataques contra la Corona y contra Felipe VI. Del Rey llegó a decir: "Algún dictador te dejó demasiado arraigada su semilla".

Además se fotografió vistiendo camisetas con distintas leyendas contra la Monarquía, como una de Felipe no eres bienvenido.

El presidente del Parlamento balear, Balti Picornell, disfrazado de rey en su Twitter 

 

De momento ni Picornell ni la otra joya local, el nuevo alcalde, han confirmado si acudirán a la audiencia. Desde luego los partidos de ambos, Podemos y Més, tienen experiencia en plantar al Rey en las islas en la recepción que éste ofrece cada verano al término de sus vacaciones en el Palacio de la Almudaina. 

La última, en agosto de 2016, fue para 450 personas, y ninguna de las dos formaciones envió representación más allá de la entonces presidenta del Parlamento, Xelo Huertas, y de los presidentes de los Consells de Mallorca, Miquel Ensenyat, y de Menorca, Maite Salord.

Comenta esta noticia