30 de abril de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MartÍN BEAUMONT

El PP de Madrid vive un relevo en paz tras este SMS de Aguirre a Cifuentes

La generosidad y la elegancia de la exlideresa en su adiós marcan el camino al aguirrismo hacia la integración y la unidad. Dos cuestiones de las que su sucesora hablará este sábado.

La carrera fulgurante de Cristina Cifuentes como lideresa del PP de Madrid comenzó, en realidad, aquel 24 de mayo de infausto recuerdo para el Partido Popular

La cúpula popular iba siguiendo desde la planta noble de Génova 13 los resultados de las elecciones municipales y autonómicas, viendo cómo caían varias de sus joyas de la corona. Incluido el Ayuntamiento de Madrid.

Esa noche Cifuentes se convirtió en la heroína de la jornada al lograr conservar el Gobierno de la Comunidad de Madrid, que no estaba nada claro. Y en la nueva lideresa de facto.

Este sábado lo será oficialmente, casi dos años después. Dos años en los que el PP de Madrid ha atravesado momentos de desmotivación y zozobra, incluida la dimisión de Esperanza Aguirre en febrero del año pasado, que asumía así la responsabilidad de no haber vigilado las cuentas del partido.

Aguirre y Cifuentes compartieron protagonismo en la primera jornada, aunque la presidenta no tomó la palabra

La primera jornada de este 16º Congreso del PP de Madrid ambas compartieron protagonismo. Cifuentes, aun sin tomar la palabra (no lo hará hasta este sábado). Pero fue ella la primera en ponerse de pie para homenajear a una emocionada Aguirre que le cedió el testigo sin querer hacer esta vez demasiado ruido.

"Has sido la primera presidenta elegida por sufragio universal", le dijo esta última alabándola en su intervención. Y contó el SMS que le envió el domingo por la noche, conocidos los resultados de la votación interna: "Te deseo que aciertes en todas las decisiones que tengas que tomar, por el bien del PP de Madrid y de todos los madrileños". 

Aguirre marca el camino al aguirrismo

La generosidad de Aguirre en el adiós, su elegancia y fair play, no es una cuestión menor. Todo lo contrario. Marca el camino al aguirrismo hacia la integración. Y de integración y unidad va a hablar Cifuentes este sábado en su discurso, según su entorno.

Unidad que también Mariano Rajoy a los 2.400 compromisarios presentes y a todos los populares madrileños. "Te deseo mucha suerte Cristina. Os pido a todos unidad bajo su liderazgo", afirmó.

También María Dolores de Cospedal quiso transmitir a la nueva presidenta su apoyo: "Confiamos en ti, y mucho. Eres una gran mujer y una gran presidenta para el PP de Madrid". 

Una imagen resumió perfectamente ese cambio de ciclo tranquilo. Acabados los discursos, Cifuentes salió por una puerta del plenario en el Hotel Auditorium, entre una nube de flashes y acompañada por Rajoy, Cospedal, Rafael Hernando, José Antonio Monago, Ángel Garrido, Jaime González Taboada, Juan Carlos Vera, Concepción Dancausa y un sinfín de dirigentes más.

Aguirre prefirió no acompañar a la comitiva y salir por otra puerta, huyendo de los focos. Se fotografió con varios compromisarios que se lo pidieron y se marchó. Sin hacer ruido. Ella mejor que nadie sabe que ruido es lo que menos necesita el PP de Madrid

Vídeos relacionados

Noticias relacionadas

Comenta esta noticia



";