23 de junio de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MartÍN BEAUMONT     ADJUNTO AL DIRECTOR SAÚL ORTIZ

Belén Esteban se somete a la prueba de fuego más dura impuesta por sus “jefes”

Belén Esteban sufre las presiones de sus jefes para "levantar" el reality.

Belén Esteban sufre las presiones de sus jefes para "levantar" el reality.

La de San Blas ha tenido que “tragar” ante las peticiones de los directores del programa y deberá enfrentarse a revivir experiencias como, posiblemente, encontrarse con su enemigo.

A pesar de los cuchillos que sobrevuelan la casa de Gran Hermano Vip 5, el ambiente no está lo suficientemente tenso para captar la atención de la audiencia, así que la última hora es que una veterana participante del reality repite y entra a revolver más aún a sus inquilinos. Belén Esteban ha aceptado, pisa de nuevo la casa de Guadalix.

Su visita es para proponer a los participantes un reto en el marco de la prueba semanal, Enamora como puedas. A la colaboradora de Sálvame no le apetecía asumir este compromiso pero tendrá que aportar su granito de arena y dar su testimonio como ganadora de una de las ediciones del programa. 

Belén Esteban pisa de nuevo la casa de Guadalix de la Sierra para dirigir una prueba semanal de los concursantes y tendrá que "tragar" a Toño Sanchis que estará en plató

Por primera vez, diez nominados se enfrentarán a la votación de los espectadores y habrá un nuevo expulsado.

Belén tendrá que "tragar" a su enemigo número uno, Toño Sanchís, que estará en plató haciendo todo tipo de comentarios sobre ella. Sin duda, las broncas están aseguradas en esta nueva gala.

Vídeos relacionados

Noticias relacionadas

Comenta esta noticia



";