El Semanal Digital
18167_grren_golf_Brea_del_Tajo.jpg
El 'green' construido por los propios niños en el patio de su colegio en Brea del Tajo

LA INCREÍBLE HISTORIA DE BREA DEL TAJO

Unos niños desbordan en innovación con un green en el cole del pueblo

Facebook El Semanal Digital Twitter El Semanal Digital
Marco Ballesteros
TAGS: ideas
Un pequeño colegio de un pueblo remoto es seleccionado entre los más innovadores por una sorprendente iniciativa infantil: usar el patio del centro para jugar al golf.

La leyenda asegura que Apple, Amazon o Microsoft nacieron en un garaje, del talento y la innovación de chavales aparentemente corrientes que tenían dentro una idea revolucionaria y le echaron horas y esfuerzo hasta poder entonar el célebre "Eureka" que simboliza los mejores hallazgos del ser humano.

Los chavales, con su director y la Federación, transformaron el patio en un green precioso para jugar como Sergio García

No hay lugar malo, pues, para iniciar un camino que marca un cambio en los hábitos de millones de personas. Y en esa línea parece ir el sorprendente caso de un grupo de niños de Brea del Tajo, unpequeño y coqueto pueblo a una hora de Madrid donde apenas viven poco más de 500 personas. Pero algunas de ellas son muy brillantes.

La Comunidad le distingue

Se trata de los alumnos del colegio Los Olivos, uno de esos centros rurales agrupados donde chavales de una comarca se forman en todas las disciplinas sin saber, como en tantos casos, qué les reserva el futuro. Desde ese rincón casi desconocido, los alumnos han tenido sin embargo una idea lo suficientemente innovadora y creativa como para ser seleccionada por la Comunidad de Madrid como una de las 16 mejores de la región en innovación, utilización de la tecnología y comunicación para mejorar la calidad de la enseñanza.

¿Y cómo lo lograron? Pues nada menos que desarrollando en una zona del patio escolar un 'green golf', una copia de las verdes praderas que vieron trotar hasta la gloria a mitos del deporte español como Ballesteros, Olazábal o Sergio García. El proyecto, que ha contado con el apoyo entusiasmado de la Federación de Golf de Madrid, empeñada en popularizar un deporte accesible para todas las edades y bolsillos pese a algunas campañas en su contra repletas de tópicos, tuvo en Daniel Esteban, el director del centro escolar, un padrino de lujo.

 

 

 

"Descubrimos el golf y nos apasionó. Los chavales se entusiasmaron, se pasaban el día hablando de golf y eso se unió a que estábamos implantando el programa “Design for change”, que potencia tres aspectos clave del aprendizaje -empatía, creatividad y trabajo en equipo- con el eslogan: "Los niños sólo necesitan una oportunidad para cambiar el mundo". Un eslogan precioso. A través de este programa internacional en el que colabora la Fundación Telefónica, los niños analizan su entorno y deciden en qué pueden mejorarlo; a nuestros alumnos les había gustado la experiencia del golf y decidieron que querían tener un green en el patio del colegio, algo que a los adultos no se nos habría ocurrido, es más, ¡pensé que los profesores lo habían manipulado!".

El golf es sano, no es caro, no hay edades para practicarlo y te permite un contacto con la naturaleza, dice Fernández de Córdoba

Pero no, la idea que puede marcar tendencia llegó a oídos de la Federación, cuyo secretario general, Alfonso Fernández de Córdoba, trasladó una promesa a los chicos que se cumplió tras un laborioso trabajo con la participación de todos: "Os vamos a ayudar a que consigáis vuestro green en el patio".

El Ayuntamiento de Brea y la Comunidad de Madrid pusieron el resto y este 10 de junio es la puesta de largo de la idea que, desde su versión del famoso garaje donde todo empezó para Steve Jobs, tal vez cambie las prestaciones deportivas de colegios de toda España para incluir una modalidad que, sólo en Madrid, practican más de 80.000 personas ya.

Golf en los colegios

El caso de Brea del Tajo descubre además el programa de golf ya insertado en la oferta educativa de 16 colegios de toda la Comunidad de Madrid: desde Parla hasta Madrid, pasando por Torrejón o Chapinería; el deporte de Seve y otros grandes ha roto el prejuicio para atraer a cientos de chavales a un deporte que ya ni es caro ni está fuera del alcance de nadie por edad.

"Tenemos una red de espacios públicos en toda la región, recibir clases de golf es más barato incluso que apuntarse a una escuela de fútbol o baloncesto, y hay pocas cosas más bonitas que disfrutar de la naturaleza mientras haces algo sano y divertido", explica Fernández de Córdoba.

Adiós al tópico

Mientras se rompe el tópico que también arrastraron otros deportes hoy tan populares como el tenis o el esquí, los chicos del golf en Brea del Tajo han pegado un empujón que pone el foco en un sector que da empleo a cientos de personas, tiene más federados que ningún otro deporte y ha transformado eriales en desuso y terrenos pasto potencial de las naves industriales en parques sostenibles a cinco minutos de una parada de autobús.

"Y cada vez vez el golf, como sector económico, ayuda más a Madrid a recibir turistas ya mejorar por tanto los ingresos y el movimiento económico de la región, con lo que eso supone para crear trabajo y crecer", termina el secretario general de la Federación.

 

Sergio García, ganador del último Máster de Augusta, enseñando a jugar a niños con discapacidad intelectual, en una imagen de finales de 2016

 

 

Comenta esta noticia