El Semanal Digital
22074_diada_urna.jpg
Quiñones, en segundo plano

UN DÍA, UNA FOTO

El pompi de España

Facebook El Semanal Digital Twitter El Semanal Digital
La decrepitud del secesionismo es una foto elocuente y simbólica: se le caen los pantalones, sin cinturón ni agarre en una caída libre que pronostica una constitucional batacazo.

 

 

Sonrisa vertical del independentismo, metáfora de la pérdida del seny en Cataluña; el orondo trasero desprovisto de cordura y de cordaje fue la foto de la Diada.

Hay quien ve en la raja que raja sin rajar, una urna del pueblo; y quien vio un simple trasero desaliñado

Si los psicólogos utilizan diguras abstractas para discernir patologías; una simple línea puede valer para distinguir humores y amores: hay quien vio allí, en la raja que raja sin rajar, una urna del pueblo, y quien vio un simple trasero desaliñado, a juego con el desaliño de su propietario, un tipo capaz de discernir qué necesitan Cataluña, España y tal vez el mundo pero incapaz de acordarse de dónde dejó el cinturón.

El dueño de la falla se llama Alberto Quiñones, y su culo ha tenido más éxito que el despliegue de esteladas, las bravatas de Puigdemont y los discursos de Iglesias, acostumbrado ya definitivamente a querer estar en misa con "la unidad" y repicando con el 'derecho a decidir'.

Confluyente trasero

Pertenece a Podemos, Quiñones, aunque tal ver su trasero sea más de En Comú y la confluencia entre todas sus anatomías no esté perfectamente sincronizada: es probable que Alberto esté a favor de la unidad, su culo respalde una votación "con garantías" y su cinturón, ausente a modo de protesta, sea directamente independentista.

En todo caso, sea culo, urna o sonrisa; ha resucitado al muy español soneto de Quevedo, aquel que tan constitucionalmente se remataba con unos versos como escritos para Alberto, la risa de España, el pompi estelado, las posaderas de la nada:

"Pues en el tribunal de su gregüescos,
con aflojar y comprimir las arcas,
cualquier culo lo hace con dos cuescos".

 

Comenta esta noticia