El Semanal Digital
20364_piscina.jpg

SE DISPARAN LOS AHOGAMIENTOS INFANTILES

España no obliga a vallar las piscinas privadas: Europa sí

Facebook El Semanal Digital Twitter El Semanal Digital
TAGS: Sucesos ideas
En sólo 7 meses, el número de ahogamientos infantiles ha crecido un 92% con respecto a 2016. Con esta alarma disparada, surge la pregunta: ¿Qué medidas extra debería imponer el Gobierno?

¿Qué está pasando en el agua con los niños? En lo que va de año ha aumentado un 92 por ciento el número de ahogamientos infantiles en entornos acuáticos respecto a 2016, según se desprende del Primer Informe Nacional de Ahogamientos de Menores, que muestra que en los últimos años han ocurrido 128 ahogamientos. Las piscinas privadas sin vigilancia son la causa, pero la cifra produce ya escalofríos.

Por comunidades autónomas, Andalucía ha sido la región más afectada con 29 decesos, seguida por Cataluña con 20 y Comunidad Valenciana con 18 fallecimientos. Asimismo, y analizando sólo los datos de este año, Andalucía y Comunidad Valenciana son las regiones  más afectadas con 5 decesos, seguida de Cataluña por 4, Cantabria (2) y Aragón, Asturias, Canarias, Castilla-La Mancha y Castilla y León, con un ahogado en cada comunidad.

España no obliga a vallar las piscinas privadas; mientras media Europa sí lo hace ya

Además, los expertos prevén que 2017 será un año "especialmente negro" en lo que a ahogamientos se refiere, puesto que hasta el momento ya se supera en uno el número de ahogados totales que hubo en 2016 que fue de 19. Y es que, los ahogamientos infantiles ocurren en su práctica totalidad por una relajación en la supervisión, ya que un menor puede ahogarse en menos de 2 minutos y en tan solo 15 centímetros de agua.

Más niños que niñas

En concreto, el informe ha puesto de manifiesto que el 67 por ciento de los ahogamientos infantiles ocurridos este año es de niños frente al 33 por ciento las niñas; que la muerte de menores por ahogamiento representa el 15,5 por ciento del total de ahogados en julio; y que la mayoría de los ahogamientos de menores se producen en las piscinas domésticas no vigiladas y playas.

En sólo 15 centímetros de agua se puede ahogar un niño pequeño. Ya son 128 fallecidos en pocos años

La principal causa de los incidentes es la caída accidental al agua, especialmente en los más pequeños, que pueden acceder a piscinas o lugares con agua por falta de vigilancia o protección de acceso. No obstante, España es uno de los siete países europeos que obliga al vallado de las piscinas comunitarias, si bien las piscinas privadas, a diferencia de Italia, Noruega, Bulgaria o Francia, no tienen esta misma obligación.

"La entrada en vigor de la Ley Raffarin en Francia, en el año 2003, que imponía la obligación de incluir medidas de seguridad activa como vallas, cubiertas o alarmas en las piscinas públicas y privadas ha supuesto una disminución de fallecidos por ahogamientos del 75 por ciento", ha explicado el director de la empresa Abrisud, Fabrice Villa.

"Un momento de descuido puede suponer un accidente, ya que tan solo 15 centímetros de agua o 2 minutos son suficientes para que un niño sufra un ahogamiento. Otra medida preventiva esencial es detectar los riesgos de antemano, que los padres realicen el mismo recorrido que tendría que hacer el niño para ir de casa a la piscina y asegurar así que en ningún caso puede llegar solo. En los más pequeños de la casa la supervisión por tacto, que el niño esté siempre al alcance de la mano, es una buena medida de prevención", han zanjado.

 

 

Comenta esta noticia