26 de mayo de 2017
facebook twitter
El Semanal Digital
17172_lluis_llach.jpg

SE TEME LO MISMO CON PITINGO Y MELENDI

Wannacry ataca infectando la red con canciones de Lluís Llach

Facebook El Semanal Digital Twitter El Semanal Digital
El Semanal Digital
Un nuevo ciberataque ha conmocionado a la red virtual española por su virulencia y crueldad. Wannacry ha ido más lejos infectándolo todo de música del cantautor latinocatalán.

Los hackers se han dado una vuelta de tuerca a su presión a la comunidad internacional y, según ha sabido El Pato Cojo, programan un nuevo boicot que según fuentes del DNI sería de no evitarse "el más devastador de la historia".

El CNI sabría defenderse de Melendi o Rosana, pero no está seguro de tener defensas para Llach

En concreto, ultiman una nueva versión del célebre 'Wannacry' que descargaría, en todos los ordenadores conectados a una misma red, la discrografía íntegra de Lluis Llach, el diputado de la antigua CiU que defiende el proceso de secesión.

Hasta ahora, los servicios de Inteligencia españoles han logrado contener las primeras oleadas, consistentes en descargas masivas de canciones de Rosana, Pitingo y Melendi; pero no se consideran del todo preparados para frenar un ataque con temas del cantautor independentista.

"Preferiríamos un ataque con armas químicas, a eso sabríamos cómo responderle, pero para esto ni nosotros ni nadie está del todo preparado", explican fuentes del CNI. Llach, ajeno a los hechos en principio, podría ser citado a declarar por complicidad involuntaria. "Él no tiene la culpa ahora, pero sí es responsable in vigilando: cualquiera con un mínimo de sentido común debería saber que esto iba a pensar antes o después", rematan las mismas fuentes.

Llach, conocido por canciones como 'L'estaca' es un artista que va de culto y cuesta abajo: su último gran éxito fue cuando, en 1983, la cadena de yogures 'Yoplait' decidió promocionar la venta de su versión del petit suisse de chorizo regalando con cada envase un recoplitario del cantante, también conocido por provocar un suicido masivo de palomas en un recital en Terrasa en el que, además de cantar, Lluís tocó la guitarra.

 

 

Comenta esta noticia