El Semanal Digital
20557_pleno.jpg

MÁS DE 7.000 EUROS POR PARLAMENTARIO

La extraña fiebre viajera de sus señorías

Facebook El Semanal Digital Twitter El Semanal Digital
El Congreso consumió cerca de 2,5 millones de euros en viajes nacionales de diputados en el primer semestre de este año, un 40% más que en 2016.

Una epidemia de fiebre viajera ha hecho presa de sus señorías. Solo así se explica, en parte, que el Congreso de los Diputados haya gastado 2,48 millones de euros en viajes nacionales de diputados durante el primer semestre de este año, lo que supone un 40,1% más que lo dedicado a este concepto en el mismo periodo de 2016, según los últimos datos recopilados por la Cámara. Dicha cantidad supone un gasto medio de 7.092,56 euros por diputado.

En concreto, la Cámara Baja ha dedicado a estos desplazamientos un total de 2.482.397,69 euros, una cantidad que incluye billetes de avión, tren y autobús, así como indemnización por kilometraje en vehículo privado, además de los gastos de gestión, cancelaciones, cambios y billetes emitidos pendientes de utilización.

Esta cifra supera en 710.598,9 euros el gasto en desplazamientos nacionales del primer semestre del pasado año, cuando se utilizaron 1,77 millones por el mismo concepto.

El semestre en funciones

El incremento del 40% se debe a que en aquellos meses de la XI legislatura, la más corta de la democracia desde 1977, la actividad parlamentaria fue menor y no hubo plenos de control al Gobierno. En el primer semestre de 2015, cuya actividad fue normal, se destinaron a viajes nacionales un total de 2,59 millones.

469.245 euros se dedicaron solo a gastos de gestión, cancelaciones, cambios y billetes emitidos pendientes de uso

El Congreso cerró el año 2016 con un gasto total en viajes nacionales de 3.314.345,53 euros, una cifra más baja de lo habitual debido a la peculiaridad de la legislatura en funciones.

La mayor parte del gasto total en viajes nacionales de este semestre corresponde a la actividad parlamentaria de los diputados -viajes a su circunscripción-, que cuenta con una suma de 1.861.903,65 euros, un 33,7% más que en el mismo periodo del año pasado.

A esa cuantía se le añade el dinero destinado a cubrir desplazamientos para actos políticos -149.456,18 euros- y para viajes institucionales -1.792,43 euros-.

Además, en esa suma semestral se incluyen 469.245 euros pertenecientes a gastos gestión, cancelaciones, cambios y billetes emitidos pendientes de utilizaci.

El ‘caso Monago’

A raíz de la crisis económica, los gastos de los diputados, tanto en viajes como en dietas, han sido sometidos a una vigilancia más exhaustiva que en el pasado. Escándalos como el del ex presidente de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, acusado de cargar al Senado viajes de carácter personal, han provocado que  el control se haya extremado y ahora todos los viajes se publican en los respectivos portales de transparencia.

Una resolución de la Presidencia del Congreso del mes de noviembre de 2014 establece los gastos concretos que los parlamentarios pueden cargar al Presupuesto de la Cámara. Los datos de gastos citados antes aluden a desplazamientos "dentro del territorio nacional, en distintos medios colectivos de transporte y a kilometraje en vehículo privado, diferenciados en función del tipo de actividad (parlamentaria, política y viajes oficiales)".

 

Comenta esta noticia