23 de abril de 2017
facebook twitter
El Semanal Digital
15960_luis_de_guindos.jpg

LOS PRESUPUESTOS

¿Salen las cuentas de 2017?

Facebook El Semanal Digital Twitter El Semanal Digital
Álvaro Lodares
18 de abril de 2017, 06:36
¿Puede aumentar el gasto sin subir los impuestos? ¿O va a crecer la presión fiscal? ¿Se ha recortado mucho en España o es un mito? El autor resuelve todas estas dudas en su análisis de hoy.

 

Parece que el tono es otro, se advierten los Presupuestos para el 2017. Las cuentas públicas presentadas por el gobierno se asientan en un crecimiento del PIB prudente (2,5%).  Y lo que mejora es la previsión en el mercado laboral. Ha anunciado De Guindos que bajará la tasa de paro al 16,6% tras la creación de otros 500.000 empleos.

Lo primero que hay que decir  -y sé que esto es predicar en el desierto y no cala en absoluto- es que no ha habido grandes navajazos, grandes recortes en los Presupuestos Generales del Estado en los últimos años. La única caída un poco significativa fue del 2012 al 2013 que cayó el gasto en 32.700 millones. Pero al año anterior subió en 9.800 millones por ejemplo. Y en el 2015 aumentó en 5.100 millones.

En España no ha habido grandes recortes durante la crisis. Eso lo han repercutido en las inversiones más que en el gasto

Lo que ha habido, en realidad, es reajustes de partidas, con unas más afectadas que otras. Un Estudio de Fedea explica muy bien cómo del 2007 al 2014 se han movido un poquito los gastos y se ve claramente que la caída de 20.000 millones que se ha producido aproximadamente fue a través de ajustes en las inversiones, que es lo que de verdad ha caído.

Se ve cómo del 2007 al 2009 hay un repunte enorme del gasto y un pequeño ajuste del 2009 al 2014. Los ligeros retoques a la baja al final suponen eso, en el conjunto de todos esos años hasta el 2015: 20.000 millones menos de gasto, que no es una gran cosa.

¿Qué es lo que ha hecho Montoro para ajustar, pues? Si nos fijamos en las cuentas, todas más o menos coinciden: el techo de gasto se subió en 1.614 millones este año, pero ese tope en realidad no llega a 1/3 del total del gasto.

Me explico. El techo son 118.337 millones, que son básicamente gastos no financieros. Del total  del gasto supone un 30%.  Si uno mira  ese incremento de 1.614 millones y lo multiplica por el total de gasto (no por 1/3 sino por los 3/3) te salen más o menos los 5.000 millones de más, que es lo que le ha prometido el PP a Ciudadanos que va a crecer en gasto. Con lo cual todo esto son juegos políticos.

¿Y qué es lo que ha hecho Montoro? Pues se ha dicho a sí mismo: tengo que pasar de un déficit de 49.000 millones a 34.000 millones. Eso es una reducción de 15.000 millones más o menos, que son exactamente los 15.000 millones de más que pretende crecer en ingresos vía recaudación. 

 

Es decir, el ministro de Hacienda mira cuánto necesita de ajuste y dice: por aquí lo voy a sacar. Y de ahí le llega a la cifra del 8% de aumento de la recaudación. ¿Pero lo va a conseguir? Difícilmente si tenemos en cuenta cómo ha ido la progresión histórica de ingresos de los últimos 5-6 años .  Ahora, es verdad que de nuevo (estamos hablando de ingresos fiscales)

El supuesto hundimiento en la recaudación del que tanto se habla fue en realidad de 200.000 a 161.000 millones del 2007 al 2009

la bajada de la que tanto se habla fue de 200.000 a 161.000 millones del 2007 al 2009.

 A partir del 2009 ha empezado a subir la recaudación total de nuevo y no ha parado dehacerlo desde entonces.  Por eso Montoro habla de volver a recaudar como en el 2007. Por los 200.000 millones.  Como digo desde el 2009 la recaudación no ha dejado de crecer ¿Que la tasa sea mayor o menor? Pues a lo mejor el señor ministro nos hace un reajustillo a martillazos como en el último año tipo Sociedades, en paro, en gastos de las Administraciones Públicas… y se ha guardado un as en la manga: las tasas, medioambientales sobre todo.

No sería de extrañar que en octubre se le diga a Ciudadanos: aunque hemos firmado esto, no cumplimos ¿Lo podrán cumplir? Sí, pero desde luego no ha sido hasta ahora con recortes drásticos, sino subiendo impuestos.

 

Esta idea que se dice ahora de que no van a subirlos de nuevo es falsa, simplemente. Sí se han subido.  Montoro se acuerda de la rebaja del 2015, pero se olvida del sablazo a las empresas.  Y eso supone subidas de precios seguramente, subida por tanto del IVA, se repercutirá no en la tasa pero sí en la proporción que paguemos de cuantía de recaudación de IVA. Por tanto sí han subido los impuestos.

El sablazo a las empresas supone subidas de precios seguramente, subida por tanto del IVA, que se repercutirá no en la tasa pero sí en la proporción que paguemos de cuantía de recaudación

Y además es muy dudoso que la recaudación pueda subir al 8% de repente, de un año para otro. Me parece que hay suposiciones implícitas ahí que no nos han dicho. Más sobre suposiciones implícitas: hay un cuadro macro que a no acaba de convencer ni mucho menos. Dicen que el IPC va a crecer al 1,5% y es verosímil que vaya a crecer bastante más.

Si uno mira en el ADN de la economía española lo que encuentra es tendencia a la inflación, siempre. Y hemos empezado otra vez a recuperar esos rasgos raciales económicos. La gente sigue diciendo: el precio de las gasolinas baja porque baja el precio del petróleo. Como mucha gente es ricardiana, no entiende que los precios no bajan porque bajen los costes, hay otra fuerza que se llama el mercado.

Y el nuestro es inflacionario. Y si seguimos la pauta de los salarios mínimos, de que los sindicatos vuelvan otra vez a las andadas… ese 1,5% lo vamos a echar de menos muchísimo en el futuro. La otra cosa es la reducción de la tasa de desempleo a ese ritmo. Hasta el límite que ha dado el gobierno se puede creer. Pasar del 18,6%  ahora al 16% suena bien y realizable.

Pero bajar de ahí no. La gente que hace estas predicciones debería leerse el Efecto Beveridge. Beveridge era un tipo que suponía la resistencia de que el desempleo cayera incluso cuando los empleadores estaban  dispuestos a contratar. De hecho existe la llamada curva de Beveridge, que es la diferencia entre plazas vacantes y empleos realizados. La bolsa de gente no empleable en nuestro mercado laboral es tan grande  que la reducción de la tasa de paro a niveles “normales” es algo que, cuando piensas a medio-largo plazo, asusta un poco. Ojo con eso y la inflación.

La bolsa de gente no empleable en nuestro mercado laboral es tan grande que la reducción de la tasa de paro a niveles “normales” asusta

Y con respecto a que haya otro cuadro macro más optimista: es verdad que si nos colocamos en septiembre, decíamos que crecer en 2017 al 2,5%  ya veríamos si lo cumplíamos. Ahora estamos creciendo cerca del 3%. Pero es que si uno mira el cuadro con detenimiento, aún se entienden menos las previsiones del Ministro. El consumo privado pasa de caer del 3,2% a subir un 2,6%: es decir, cae la tasa de crecimiento del consumo, cae la tasa de información bruta de capital… ¿cómo va a aumentar el tanto por ciento que dicen por recaudación por IVA? 

Una de dos: o está pensando cambiar el número de bienes y servicios que están exentos o con IVA minorados o no se entiende.  La tasa de crecimiento del consumo aumenta, pero menos que el año pasado. Con lo cual si tuviste una recaudación el año pasado (salvo que estén aumentando los precios, que es lo que digo que ocurre) los números no cuadran. A  lo mejor los precios están subiendo mucho, pero entonces no vale el 1,5% de subida del IPC que se plantea.  Aquí hay algo oculto detrás que no nos enseñan.

Y finalmente hay cosas que ha señalado el Ministro de Economía muy interesantes:

1) Se mantiene la proporcionalidad de la tasa de crecimiento del empleo con respecto a la tasa de crecimiento de la economía. Es decir, seguimos con cierta fuerza creando empleo. Es verdad que a partir de unos ciertos niveles de empleo y de unas ciertas tasas de paro, va a ser cada vez más difícil reducir el paro.

2) El papel del sector exterior. Algunos hemos insistido mucho en ello. Esta ha sido la clave de toda la crisis. De toda la transformación que ha habido de la economía española, ésa es la clave. El poder haber disminuido el déficit exterior. La percepción que tienen fuera al respecto es un viento a favor.  Hay mucha liquidez  y cuando desde fuera se preguntan dónde ponerlo, nos miran.

Vídeos relacionados