El Semanal Digital
18300_fake_news.jpg

LAS REDES, PARAÍSO DE LOS IMPOSTORES

El 15% de los 'amigos' en las redes no es quien dice ser

Facebook El Semanal Digital Twitter El Semanal Digital
El Semanal Digital
TAGS: ideas
4.5 millones de personas han sufrido algún tipo de disgusto en las redes, sólo en España. Un fenómeno inquitante que tiene que ver con los perfiles falsos: el 15% lo son, un dato mayúsculo.

Puede ser falso. O usurpar la identidad de otra persona real. El fenómeno de los trol en las redes sociales es conocido, pero ahora además tiene datos: se calcula que 15 de cada 100 habitantes en Facebook, Twitter o Instragram no son quienes dicen ser, bien porque inventan una identidad falsa, bien porque utilizan la de otra persona.

Las redes no hacen ningún esfuerzo por implantar el registro previo con una identidad real y verificable

Cada 8 de junio se celebra el Día Mundial contra la Falsificación, una práctica maliciosa que no solo afecta a objetos materiales sino también al mundo virtual. Las redes sociales son la gran víctima del robo de identidad en Internet, pues el 15% de sus perfiles son falsos, según avanza Hocelot, 'start-up' especializada en verificación de información de personas físicas.

Más díficil cada día

El fraude y la usurpación de identidad encabezan el ranking de delitos online más cometidos en todo el mundo, un problema que afecta especialmente a las redes sociales, según Hocelot. Además, esta práctica ha afectado de forma especial en España, donde más de 4,5 millones de personas han sido afectadas por robo de datos personales.

El hecho de que las redes sociales no puedan identificar de forma previa a quien se encuentra detrás de una nueva cuenta hace que generar un perfil falso sea relativamente sencillo. Además, los perfiles falsos en las redes sociales son cada vez más difíciles de identificar.

Los usurpadores se valen de imágenes, biografías y un gran número de seguidores para falsear su identidad y ganar cada vez más seguidores. El objetivo de estos secuestros de identidad puede ser bastante perjudicial, como el de dañar la reputación de una persona o empresa. Se calcula que las pérdidas medias por uso fraudulento de esa identidad ascienden a 8.000 euros.

¿Por qué se desentienden?

Estos datos han llevado a Hocelot a crear ID Chek & Fraud. Este sistema permite a las empresas mejorar los tiempos en el proceso de verificación de datos a la vez que se reduce el porcentaje de error, todo ello gracias a una plataforma 'big data' con multitud de perfiles y datos. "Somos capaces de analizar una gran cantidad de datos en tiempo real, reduciendo así el riesgo para nuestros clientes", destaca Antonio Camacho, fundador de Hocelot.

Mientras, el debate sobre la responsabilidad de las empresas propietarias de los productos, sigue vigente. Porque frente a la demoledora estadística y la extensión de la calumnia, la insidia y la noticia falsa en determinadas redes, con Twitter a la cabeza probablemente, queda la certeza de que esas firmas hacen poco por evitarlo: ninguna ha implatando un registro previo que verifique la identidad real de quien se dé de alta, lo que sin duda evitaría buena parte de los desperfectos que se generan.

 

 

 

Comenta esta noticia