El Semanal Digital
20723_juana_rivas.jpg
Juana Rivas (derecha) en una de las manifestaciones en su defensa

ANÁLISIS PSICOLÓGICO

Juana Rivas, ¿neurosis de renta?

Facebook El Semanal Digital Twitter El Semanal Digital
La autora, psicóloga, introduce una explicación al 'caso Juana' que, unido al mal asesoramiento, explicaría un comportamiento que perjudica sus intereses y a los hijos que dice defender.

 

Pilar Enjamio es psicóloga

 

A pesar de ser éste un término de acuñación moderna, está incluido ya como trastorno mental en la OMS. Constituye la suma de dos conceptos fundamentales, que son la neurosis y la actitud renta. Son reivindicaciones del sujeto y consecuencia de las legislaciones que amparen y protejan secuelas de accidentes o enfermedades.

la táctica de Juana Rivas, muy mal aconsejada por Francisca Granados, puede ser crear un maltratador a partir de su propio estrés

Dicha actitud de renta es la interpretación y la postura del sujeto ante un hecho o eventualidad que cree ha sido el origen de los síntomas y debe ser compensado. Por supuesto, este tipo de conducta incluye la exageración y magnificación de síntomas y enfermedades para conseguir un fin.

¿Qué hace Francisca Granados?

Ésta ha sido, según mi experiencia profesional, la táctica de Juana Rivas, muy mal aconsejada por Francisca Granados. Juana está muy mal fruto del estrés y su sufrimiento le crea un maltratador: por ello debe recibir una compensación económica y la custodia.

Hay que alejar y eliminar al chivo expiatorio, Francesco, como causa de males y peligros a su exmujer y a sus hijos, dos menores.

Va más allá de un problema cardiaco o estomacal, que sí puede existir y excede de somatizaciones: es decir, lo psíquico se traduce somáticamente. Es usar este problema, acentuándolo, para conseguir un objetivo.

Actitudes histéricas de lloros sin control, parestesias, sensación de ahogo, taquicardias y pseudoarritmias cardiacas. Teatralidad acompañada de un elenco de actores que a su vez representan un rol que no es real.

 

Según la psicóloga, el mal asesoramiento de Francisca Granados (en la imagen) es clave para entender su comportamiento

 

La histeria individual se convierte en colectiva. Es evidente que unos menores conviviendo con una mujer con desequilibrios emocionales distarán mucho del equilibrio. Se desarrolla un síndrome comportamental de búsqueda de atención, con un componente acaso manipulador y dictatorial, impidiendo o intentando lograr que se escuche otra versión que no sea la propia.

La vía legal

Eso es cobardía, miedo al descubrimiento de la verdad. Histrionismo como rasgo base de conducta. Insatisfacción con las leyes que le provocan más enfermedad y desesperación. Por supuesto nulo respeto a la vía legal que no sea acorde con sus pretensiones.

Teatralidad con un elenco de actores que representan un rol que no es real. La histeria individual se convierte en colectiva

Podemos llamarlas también neurosis situacionales o de billete. Son fruto de hechos determinados, de una situación que es explotada al máximo para el convencimiento de la masa que dice sí sin saber por qué dice si.

Cuando una situación se ve incontrolable surge la histeria como manipulación. La mujer que se marea para que su marido no salga, la que se autolesiona para crear un daño a su pareja. Supuestamente si la noche llegó de madrugada y discutió con Francesco al no controlar la situación adoptó la histeria y la ira rompiendo un ordenador y otros objetos.

Autolesión incluso

En esa acción se autolesionó y su siguiente control del otro fue denunciar una agresión. Cuando le interesó tres años después volvió y tuvo otro hijo. Por supuesto, quede claro, no analizamos ni a Juana ni a María, sino conductas y actitudes comportamentales que definen bastante a una persona.

Cuando alguien huye es porque en el fondo sabe no tiene la razón y no por miedo porque sería la ley la que protege y ampara. He visto a mujeres obsesivas e histéricas que prefirieron hacer daño a sus hijos en una especie de locura transitoria antes de entregarlos a su padre. Muy mal el argumento de enfermedades y estrés máximo, señora Francisca Granados, porque del estrés máximo se llega a problemas mayores como suicidio y daño inconsciente a las personas de al lado.

Que las enfermedades somáticas y psíquicas se curen y dos menores estén en un ambiente sano, equilibrante, de salud, libertad y bienestar.

 

 

Comenta esta noticia