El Semanal Digital
16813_centro_comercial.jpg
Michael Gaida / Pixabay

DESDE IKEA HASTA EL CORTE INGLÉS

Los planes de las grandes marcas

Facebook El Semanal Digital Twitter El Semanal Digital
TAGS: Empresa ideas
Por primera vez en mucho tiempo, las visitas a los centros comerciales han bajado. Dato pasajero o no, los grandes tienen planes de futuro expansivos. Son éstos.

¿Pasa algo en los centros comerciales? ¿Están menos de moda? Un dato, aún modesto, plantea esas preguntas: por primera vez en mucho tiempo, ha bajado la afluencia de usuarios a esas inmensas moles que pueblan la geografía española.

Es una reducción casi inapreciable, pero puede indicar una nueva tendencia, bien por el cambio de hábitos, bien por la congelación del consumo interno en España, uno de los efectos de una crisis que no termina de marcharse. Pese a eso, los planes de tres de las grandes operadoras del sector (El Corte Inglés, Ikea y la propietaria de varias grandes superficies, Merlín Propiertes), son expansivos.

Ikea recibe 40 millones de visitas cada año en sus centros en España, un récord de la firma

El dato es es siguiente: la afluencia a los centros comerciales cayó un 0,1% en elúltimo semestre con respecto al mismo periodo del año anterior, con lo que ha roto la tendencia positiva de los últimos tres meses, según los datos ofrecidos por Shoppertrak.

En concreto, la tendencia positiva tras la campaña de rebajas y de ofertas de las firmas de moda con el 'mid-season' que se había encadenado desde enero ha visto cómo se ha roto hasta el comeinzo del verano al menos con el fin de los descuentos.

Un mal resultado que puede ser coyuntural, y así parecen confirmarlo las grandes firmas del sector, todas concentradas en planes expansivos y con cofras de negocio y de beneficios amplias. Al menos tres de los operadores más conocidos en el ámbito de centros comerciales, cada vez más versátiles y con actividades que hace una década eran impensables en las grandes superficies, así lo confirman.

Ikea, el gigante que sigue creciendo

Es el caso de Ikea, que elevó sus ventas un 8% en 2016 en España, hasta alcanzar los 1.385 millones de euros, lo que supone su récord de facturación en los 20 años que lleva la firma instalada en el mercado nacional, según ha informado la multinacional sueca en un comunicado.

En concreto, la firma cerró su ejercicio fiscal con un beneficio neto de 121 millones de euros, un 55% más que el año anterior, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en los 150,4 millones de euros, lo que supone un incremento del 64% respecto al ejercicio anterior.

 

Los centros de Ikea en España recibieron durante el pasado ejercicio la visita de más de 40 millones de personas, un 7,7% más, a los 17 puntos de venta con los que la compañía cuenta en el territorio nacional. La multinacional sueca incrementó las ventas en todos los mercados, destacando Andalucía como el que más crece, con una subida del 12,3% en su facturación, y Cataluña, que vuelve a situarse como el mercado más destacado del país y marca un crecimiento del 8,2%.

Por desglose del resto de mercados, Madrid creció el 7,7%; Levante, el 6,8%; la zona Central (Zaragoza y Valladolid) el 6,5%; y las tiendas de la zona noroeste (Asturias y Coruña), el 3,3%, lo mismo que la tienda de Baracaldo. En ese mismo período, la plantilla de Ikea Ibérica ha alcanzado la cifra de 8.158 empleados, lo que supone un incremento del 12,5% respecto al cierre de 2015 y encadena tres ejercicios consecutivos en alza en la creación de puestos de trabajo.

La firma sueca ha subrayado que la presencia de la mujer en su organigrama es cada vez más destacada, pues ocupa ya seis de cada 10 puestos y más de la mitad dentro de los puestos directivos. Además, entre los empleados, que tienen una edad media de 33 años, se reúnen 52 nacionalidades diferentes. Respecto a su contribución a las arcas del Estado, Ikea ha pagado más de 310 millones de euros en impuestos en los últimos cinco años de actividad en España.

Por otro lado, Ikea ha reiterado su apuesta por España como un mercado estratégico y prioritario para la compañía, que el pasado año celebró su 20 aniversario, y ha mostrado su compromiso de seguir abriendo nuevas tiendas tal y como se conocen en la actualidad, pero también de apostar por nuevos canales y formatos comerciales, como los puntos de entrega o las tiendas en el interior de las ciudades, como la que abrirá antes del verano en la 'milla de oro' de Madrid.

Ikea ha pagado más de 310 millones de euros en impuestos en los últimos cinco años en España

"Estamos desarrollando nuestro plan de expansión en España para el que hemos previsto una inversión en torno a los 1.500 millones de euros hasta el año 2025. Apostamos por la expansión para ser aún más cercanos para nuestros clientes y poder seguir inspirándoles cuándo, dónde y cómo ellos elijan en cada momento. Tenemos planes importantes para España", destaca el director general de Ikea Ibérica, Tolga Öncü.

Ikea Food

Por otro lado, la multinacional continúa con su compromiso de contribuir al desarrollo económico y social donde está presente y en este sentido, la compañía ha disparado un 35% el gasto en productos y servicios indirectos proporcionados por los cerca de 1.700 proveedores españoles con los que cuenta, hasta alcanzar los 143 millones de euros.  Además, ha destinado más de 1,19 millones de euros a impulsar acciones y proyectos que tengan un impacto positivo en el entorno de sus tiendas, como el acondicionamiento de espacios en pisos y centros sociales  para la integración de niños en riesgo de exclusión social o del colectivo refugiado llegado a España.

Respecto al área de Ikea Food, sus ventas crecieron hasta los 59,9 millones de euros y una parte importante de las ventas totales registradas en 2016, en concreto un 9,2%, corresponden a soluciones para una vida más sostenible en el hogar, que superan los 70,4 millones de euros con un incremento del 28,5% respecto al año previo.

La multinacional cuenta actualmente con 16 tiendas en España ubicadas en Alcorcón, San Sebastián de los Reyes, Ensanche de Vallecas (Madrid), Badalona, L'Hospitalet de Llobregat y Sabadell (Barcelona), Castilleja de la Cuesta (Sevilla), Málaga, Jerez (Cádiz), Barakaldo (Bizkaia), Pola de Siero (Asturias), Murcia, Zaragoza, A Coruña y Arroyo de la Encomienda (Valladolid) y Alfafar (Valencia).

Además, tiene el punto de entrega de Navarra y dos centros de distribución en Valls (Tarragona), que suministran productos a las tiendas de la compañía en el suroeste de Europa y que constituyen la base logística para la expansión de la firma en la Península, y los centros comerciales Luz Shopping y Rio Shopping en Jerez de la Frontera y Valladolid, respectivamente.

Merlín embellece sus centros

Las mismas buenas noticias tiene Merlín Properties, dueña de 14 grandes centros comerciales, fundamentalmente en Madrid, Levante y la costa andaluza. Así,  lanzará un plan de reforma de su cartera de oficinas y centros comerciales a cinco años que supondrá una inversión total de unos 200 millones de euros, según indicó el consejero delegado de la socimi, Ismael Clemente.

La firma participada por Santander y BBVA cambiará así su estrategia para centrarse en optimizar y poner en valor su cartera de patrimonio, que la convierte en la primera empresa del sector cotizada del país, tras la intensa política de inversiones realizadas en los últimos años con las compras de Testa, Metrovacesa y distintos lotes de activos.

El centro comercial Arenas, en la antigua plaza de toros de Barcelona

"La compañía entra en una nueva fase", anunció Clemente ante la junta general de accionistas de la firma. "Hemos diseñado un ambicioso plan de reformas para nuestra cartera de activos para los próximos cinco años", amplió. "Con este plan esperamos mejorar las rentas de los inmuebles en los que se intervenga", añadió el primer ejecutivo de la compañía, que también se ha fijado el reto de elevar la ocupación de los inmuebles heredados de Metrovacesa.

Además elevará su posición en el mercado logístico con la puesta en servicio de las instalaciones que actualmente desarrolla, que suman unos 300.000 metros cuadrados de superficie.  Al cierre de 2016, la contaba con una cartera de edificios de oficinas, centros comerciales y logísticos por valor de 9.824 millones de euros, entre los que figuran activos emblemáticos como la Torre Madrid, uno de los rascacielos del Norte del Paseo de la Castellana o la Torre Agbar de Barcelona.

El Corte Inglés, a Lisboa

La tercera gran marca que mira al futuro con optimismo, pese a las dificultades quetambién ha sufrido el sector, es El Corte Inglés, que  invertirá hasta 12 millones de euros en 2017 para impulsar el área de restauración con la apertura de nuevos conceptos comerciales y de dos nuevos Gourmet Experience, uno en Lisboa, el primero de la compañía en Portugal, y en Canarias.

En concreto, el gigante de la distribución, que invirtió 20 millones de euros en 2016 en este apartado, cuenta actualmente con casi 400 espacios dedicados a la restauración y gastronomía, que se reparten en 98 cafeterías, 40 restaurantes, 160 negocios de hostelería operados por marcas externas como Rodilla, Starbucks, La Máquina o Panaria, entre otros, y operados por chefs con estrellas Michelin y Soles Repsol como Dabiz Muñoz, Alberto Chicote, Roberto Ruiz, Jordi Roca o Estanislao Carenzo, además de 82 corners de platos preparados.

Una cifra que prevé ampliar en los próximos años con la apertura de 30 a 45 nuevos puntos de venta en dos años, que generarán de 600 a 700 empleos, según señala el director de restauración de El Corte Inglés, Guillermo Arcenegui, en un encuentro con la prensa, donde ha indicado que el peso de la hostelería en la cadena se está incrementando en los últimos años, pero que todavía está por debajo del 5%.

El Corte Inglés abrirá un Gourmet Experience en Lisboa, su primera aventura gastronómica en Portugal

Arcenegui ha destacado que la compañía ha desarrollado en los últimos años nuevos conceptos que están aportando un gran valor añadido como los Gourmet Experience, un "formato super interesante en el que se integra la restauración con la tienda". En la actualidad cuentan con ocho espacios, pero que alcanzará la decena este años con las aperturas de Lisboa y Canarias.

Un formato que está siendo muy bien recibido y por el que han recibido ofertas para exportarlo al Norte de Europa y a Sudamérica. "Nos encantaría abrir un Gourmet Experience fuera del gran almacén, pero a corto plazo no nos lo planteamos. Somos un gran almacén y tenemos que estar vivos, trabajamos para que la experiencia global del cliente sea la mejor", ha señalado Arcenegui.

Junto a los Gourmet Experience también figura La Plaça Gastro Mercat, un novedoso concepto que por ahora solo se encuentra en Barcelona y que cuenta con once tipos de cocina diferentes, pero que en 2017 llegará al centro comercial de Colón (Valencia) y al de Maisonnave (Alicante) y están previstas siete u ocho aperturas en los próximos años.

 

 

Además, está el Bistró, que presenta una cocina informal, pero de alta calidad con un diseño muy cuidado del que estiman hasta cuatro nuevas aperturas, mientras que estiman abrir a finales de este año dos tabernas españolas tradicionales con tapas y productos típicos en Lisboa y en el centro de Sanchinarro (Madrid), pero esperan abrir un total de seis por el momento.

Éxito de afluencia

Los espacios de restauración de El Corte Inglés recibieron en 2016 más de 30 millones de visitas, y entre el 8% y el 9% de los clientes que entra en los centros comerciales utiliza un punto de venta de restauración, una cifra que se ha duplicado en los últimos años.

El director de restauración ha resaltado la importancia que están teniendo estos espacios gastronómicos para atraer el turismo de compras. "El Corte Inglés es el gran almacén que está a la cabeza en este ámbito en el mundo y cada vez estamos más abiertos al mundo. Además, el 10% de los turistas dicen que vienen por nuestra gastronomía. Esto es muy importante para nosotros, el ofrecer una buena experiencia de compra es importante", ha indicado.

Por otro lado, Arcenegui ha reiterado que la calidad "es algo inherente" a El Corte Inglés, por lo que se asocian con proveedores de alto valor añadido como Illy en el café, ya que la compañía cuenta con una red de 98 cafeterías en sus centros. "El café es fundamental para nosotros, vendemos algo más de 10 millones al año y es un ancla importante para el negocio", ha reconocido, al tiempo que ha desvelado que se lanzará una carta de cafés el mes que viene.

 

 

Comenta esta noticia