17 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Así se ve desde dentro del fuego el incendio que devasta una parte de Galicia

Imagen tomada desde un coche justo antes de entrar de lleno en el incendio

Imagen tomada desde un coche justo antes de entrar de lleno en el incendio

Las imágenes tomadas por un testigo desde el interior del incendio confirma los devastadores estragos del fuego en Arosa Norte, la mayor fábrica natural de marisco del mundo.

Arde Galicia, pero no es una canción. Un terrible vídeo grabado desde dentro del incendio por un testigo presencial, que se metió de lleno en el fuego, refleja el escalofriante poder del fuego que está devastando una de las comarcas gallegas más bonitas, el Barbanza, en el concello de Rianxo.

Allí confluyen la montaña con la ría de Arousa, la mayor fábrica natural de marisco del mundo, en una estampa que rememora de algún modo los fiordos noruegos, aunque la zona se más conocida por albergar el pueblo donde murió asesinada Diana Quer, A Pobra do Caramiñal, refugio de Valle Inclán pero también del deleznable Chicle.

Los eucaliptos que han poblado los montes gallegos, pura tea importada, unidos a la sequía y a la mano humana o los accidentes fortuitos, como para el caso actual por una chispa de una torreta eléctrica; ya quemaron la comarca hace diez años y lo han vuelto a hacer ahora.

Entre la montaña y el mar

El vídeo tomado por un testigo y remitido a ESdiario lo dice todo: las llamas circundan la autovía del Barbanza, desdoblada en dos carriles por sentido tras años de un único carril que vio morir a tantos conductores, una carretera que une la pimentera Padrón con Aguiño, el precioso último punto de la tierra antes de abrirse el Océano ya hasta América.

 

 

Son imágenes grabadas desde dentro de un vehículo, sin la circulación parada aún, con el cielo tapado por el humo pese al sol existente y el temible nordés soplando para complicarlo todo. "Éste es el gran problema, si sigue el viento y no llueve, va a costar mucho apagarlo pronto", explican a este periódico responsables de la seguridad de la zona.

El fuego se inició a las 20,09 horas del lunes en la parroquia de San Xoán de Laíño, en Dodro (A Coruña), a causa de una chispa de un cable de alta tensión, según la principal hipótesis que baraja el Gobierno gallego. A partir de ahí su propagación fue muy rápida hasta alcanzar al municipio vecino de Rianxo debido al fuerte viento del nordeste.

Un fuego devastador

Según las últimas estimaciones provisionales de la Consellería de Medio Rural van más de 850 hectáreas arrasadas y el fuego sigue sin control. Ha sido necesario decretar la situación dos por la proximidad a viviendas en el núcleo de Meiquiz, en la parroquia rianxeira de Leiro. Asimismo, el instituto Félix Muriel y una escuela unitaria de Rañó han tenido que ser desalojadas.

El propio conselleiro de Medio Rural, José González, informó el mes pasado en la Cámara de que en todo 2018 ardieron 2.608 hectáreas en Galicia, lo que supone poco más del triple que lo quemado (según cifras provisionales) en el fuego de Dodro y Rianxo. Y aún no ha terminado.

Comenta esta noticia
Update CMP