25 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Trapero y sus Mossos quedan KO ante la pillada antológica del abogado de Vox

El exmayor Trapero durante su declaración como testigo.

El exmayor Trapero durante su declaración como testigo.

El mayor ha restado importancia al hecho de que la secretaria judicial tuviera que salir por la azotea porque los Mossos miraban para otro lado y hasta ha cargado contra un juez ya fallecido

Josep Lluís Trapero ha restado importancia al hecho de que la secretaria general del Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona tuviera que salir por la azotea de la Consejería de Economía la ya famosa noche del 20 de septiembre de 2017.

E incluso ha afirmado que en ningún momento tuvo la percepción de que ella estuviera en riesgo o pasando miedo, como la propia funcionaria declaró días atrás en la misma sala del Tribunal Supremo.

Se esperaba con sumo interés la declaración del exmayor de los Mossos como testigo en el juicio del  procés, él que ha estado muy presente en el relato de varios de los testigos previos. Y sobre todo su cara a cara con el abogado de la acusación popular, Javier Ortega Smith, que le ha arrinconado con sus preguntas. 

El abogado de Vox, y a su vez el secretario general del partido, ha centrado su interrogatorio precisamente en poner en evidencia que los Mossos, bajo el mando de Trapero, hicieron poco o nada para proteger a la comisión judicial en los registros, mientras una muchedumbre enfurecida saltaba sobre los coches de la Guardia Civil en las inmediaciones de la Consejería de Economía. 

La primera vez que a Trapero se le ha notado descolocado ha sido cuando el letrado de la acusación le ha preguntado cómo es posible que durante aquel día hablara más de 20 veces con el entonces presidente de la ANC y cabecilla de la manifestación, Jordi Sànchez, y sin embargo tardó 16 horas (hasta las 23 horas) en comunicar con el juez de Instrucción, el ya fallecido Juan Antonio Ramírez Sunyer

"¿No tuvo interés en comunicar con el órgano judicial, en prestar ese auxilio?", le ha preguntado. A lo que él ha respondido que la interlocución se hacía con los mandos de la Guardia Civil, con quienes sí estuvo en contacto. "Ah, pero ustedes son los responsables de la seguridad exterior, ¿no?", ha replicado Ortega Smith, pillando al testigo totalmente a contrapié y dejándole desarmado. "Sí", ha contestado Trapero cortante.

Éste no ha dudado incluso en echar balones fuera y culpar al fallecido juez Ramírez Sunyer, al reprocharle que cuando le llamó para pedirle que sacaran de allí de una vez a la comisión judicial ni siquiera se identificó como el magistrado de Instrucción 13 sino como un juez de incidencias. 

En ese momento, siempre según la versión de Trapero, le comunica que la secretaria judicial quiere salir y no puede, a lo que él ha añadido: "Nos quedamos extrañados porque eso no es lo que estamos viviendo, eso no es la percepción". Cabe recordar que Trapero no estaba allí, sino en el centro de los Mossos.

Según el exmayor, la sacaron por la azotea "para ahorrarnos el tiempo de volver a montar el cordón", que ya se había desmontado.

Trapero también ha restado importancia a los incidentes registrados fuera cuando el abogado de Vox le ha preguntado si hubo "hechos violentos". "En aquel momento me llega un lanzamiento de una botella de agua a dos mossos que confunden con guardias civiles. Y sobre las diez o diez y cuarto (de la noche) hay un grupo que se pone delante de una brigada móvil. Que recuerde. Además de lo de los coches".  

Comenta esta noticia
Update CMP