26 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Garzón amenaza con cargarse media Liga de fútbol: solo se salva la Real

El proyecto de ley sobre casas de apuestas que el ministro de Consumo, Alberto Garzón, pretende sacar adelante, supondrá un durísimo revés para la inmensa mayoría de los clubes de fútbol.

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha endurecido el proyecto de ley que anunció el pasado mes de febrero respecto a las casas de apuestas y a su política de publicidad. Además de otras muchas medidas, se prohibirá el patrocinio de este tipo de empresas en las camisetas y en las equipaciones de clubes deportivos.

Esto supone un durísimo golpe para la inmensa mayoría de los clubes profesionales de fútbol. Y cuando se escribe inmensa mayoría se está quedando uno corto. De los 20 clubes que militan en la Liga Santander, solo la Real Sociedad declinó la oferta que le llegó de una casa de apuestas y lo hizo a través de una votación entre sus socios.

La opinión de los seguidores del club donostiarra fue aplastante en contra al acuerdo y los dirigentes descartaron la operación. "Dijimos que no a un contrato encima de la mesa de una casa de apuestas. Para los niños, los jugadores son sus ídolos y que un jugador esté diciéndole a los niños de Guipuzcoa que tienen que apostar o que les vean con una casa de apuestas en el pecho... pensamos que no era la mejor forma de educar", aseguró el presidente Jokin Aperribay durante el Football Benchmark Forum de KPMG celebrado en mayo de 2019.

Pero la Real Sociedad es la excepción que confirma la regla. El resto de los clubes de fútbol profesional de España, en mayor o en menor medida, cuentan con casas de apuestas como patrocinadores. Según publicaron el pasado verano diversos medios de comunicación basándose en un informe de la Agencia EFE, siete clubes de LaLiga muestran publicidad de casas de apuestas en sus camisetas y el resto, salvo la Real, las tienen como patrocinadores secundarios.

Por empresas de casas de apuestas, la que más presencia tiene en el fútbol español es Bet365, que mantiene una relación comercial con el Celta, el Valladolidel Villarreal, el Eibar, el Betis, el Athletic, el Espanyol y el Getafe. Leganés, Alavés y Levante visten publicidad de Betway en sus camisetas, Betpoint, primero y BetFred después, firmaron un acuerdo con el Mallorca y a Osasuna le patrocina Kirolbet.

Como no podía ser de otra manera, los equipos más poderosos del fútbol español también guardan relación con estas empresas. Marathon Bet acordó con el Sevilla y con el Valencia lo hizo Bwin, que también cerró un trato con el Atlético de Madrid. El Barça debía de lucir durante las cinco próximas temporadas publicidad de 1XBET, mientras que el Real Madrid mantiene relación con ManBetX y Codere, además de Betfair en su sección de baloncesto.

Todo esto supone una millonada de ingresos para los clubes de fútbol, unos ingresos que, por cierto, ya se han visto recortados de manera significativa esta temporada, con los estadios vacíos a causa del coronavirus. Veremos si la medida de Garzón sale adelante y, en ese caso, cómo los clubes de futbol tapan esos agujeros en su tesorería.

Comenta esta noticia